Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat reclama 500 millones más al Estado en inversiones de 2007

El Gobierno invirtió 3.209 millones, menos de lo que marca el Estatuto

El Gobierno debe 500 millones de euros a Cataluña. Así se desprende de la liquidación de las inversiones del Estado en la comunidad en 2007, de acuerdo con el pacto Solbes-Castells para dar cumplimiento al Estatuto, según fuentes del Departamento de Economía.

Los datos, validados por la Intervención General del Estado, certifican que la inversión ejecutada por la Administración central superó los 3.209 millones de euros el año pasado. Pero de acuerdo con la metodología pactada entre los técnicos de ambas administraciones hace poco más de un año, el Gobierno debería haber desembolsado 3.710 millones.

El Gobierno tiene hasta 2010 para compensar el saldo pendiente

Esta cantidad se obtiene de calcular el 18,8% (el peso de la economía catalana en el conjunto de la española) de toda la inversión en infraestructuras que el Estado llevó a cabo ese año, que fue de 19.681 millones de euros. En realidad, debería haber invertido 21.335 en toda España y 4.022 en Cataluña, según lo presupuestado, pero como ejecutó el 92,3% de lo previsto, en lugar de 4.022 debería haber invertido al menos 3.700 millones.

Es una buena cifra, a tenor de lo que ha venido sucediendo hasta ahora. En 2005 y 2004, por ejemplo, el grado de ejecución de las inversiones del grupo Fomento (el ministerio y las empresas vinculadas, que es el grueso de la inversión) fue del 84% en el conjunto de España y del 75% y 70%, respectivamente, en Cataluña.

Por el momento, no se ha detallado el nivel de ejecución por áreas, ni proyectos. No se sabe, pues, si Fomento ha cumplido o si el alto grado de ejecución se debe a otras partidas (subvenciones o extrapresupuestarias). Es un dato relevante, porque el acuerdo de hace un año establece que el grado de ejecución no podrá ser inferior a la media de los dos últimos ejercicios.

En realidad, se han producido dos desviaciones. Una de 800 millones, si se compara la cifra de inversión con la presupuestada (3.209 millones frente a 4.022). Como siempre pasa en temas de hacienda pública, una cosa es lo presupuestado y otra, lo ejecutado en realidad, una vez el presupuesto se liquida.

La otra desviación es de 500 millones de euros, si se toma como referencia la inversión ejecutada (3.209 millones frente a los 3.710), de acuerdo con el texto del Estatuto. Esa diferencia es la que reclama el Departamento de Economía, una vez sea examinada y validada por el grupo de trabajo creado por la comisión bilateral Estado-Generalitat.

Esta misma comisión también deberá acordar cómo se compensa el saldo pendiente, esos 500 millones de euros. Según el acuerdo Solbes-Castells, el Estado tiene hasta 2010 para ello. Puede hacerlo por dos vías. La primera es compensar la diferencia con más inversiones en 2008 y/o 2009. De hecho, los Presupuestos del Estado del año que viene prevén una partida de algo más de 300 millones limpios para financiar inversiones pendientes o para desviaciones de ejercicios anteriores.

La segunda es mediante una transferencia, la extensión de un cheque a la Generalitat para que lo invierta en lo que quiera. Es una alternativa prevista en el caso de que la desviación no se compense en los dos años consecutivos desde que se ha producido. Fuentes del Gobierno catalán consideran esta posibilidad poco probable. "Tal como está el debate territorial, sólo faltaría una transferencia extra del Gobierno a Cataluña por mucho que esté prevista en el Estatuto", resoplan.

En cualquier caso, las previsiones que el Gobierno catalán hizo el año pasado sobre la inversión futura del Estado en Cataluña (35.000 millones de euros hasta 2013) no se cumplirán. Porque no se ejecuta todo lo que se presupuesta y porque es muy probable que la Administración central invierta menos de lo proyectado (se supuso un crecimiento anual de la inversión del 6,7%) debido a la crisis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de octubre de 2008