Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INFORME DE LAS FUERZAS DE SEGURIDAD DEL ESTADO SOBRE EL TERRORISMO INTERNACIONAL

"España es objetivo y cantera de Al Qaeda"

Las Fuerzas de Seguridad del Estado continúan en máxima alerta contra el terrorismo internacional. Los servicios de información han acreditado en los últimos meses que Al Qaeda mantiene a España como objetivo de sus ataques y que, además, atesora en este país una base importante para la captación de terroristas con destino a Irak o Afganistán.

El último informe de los servicios de información de las Fuerzas de Seguridad del Estado, al que ha tenido acceso EL PAÍS, recoge las evidencias acumuladas en los últimos tiempos sobre las intenciones del terrorismo islamista para llegar a la conclusión de que España sigue siendo objetivo de los planes terroristas.

"Al Qaeda no deja de tener a la vista su yihad mundial, y de hecho, en sus intercambios de comunicados con el Grupo Salafista de Predicación y Combate, le advierte de que acometa rápido sus objetivos locales y le recalca que su verdadero objetivo es cruzar y poner pronto sus pies en Al Andalus, en un mensaje claro de que debe dirigir sus operativos hacia Europa".

El informe concluye: "Por lo que a nuestro país respecta, la actividad contraterrorista llevada a cabo por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tras los atentados del 11 de marzo ha puesto de manifiesto que España sigue siendo en la actualidad un objetivo para la red Al Qaeda y sus grupos afines, así como una fuente de obtención de recursos humanos".

El informe de inteligencia cita, como ejemplo de la cantera que Al Qaeda pretende formar desde España, la última operación policial contra células islamistas encargadas de captar y adoctrinar radicales. Esas detenciones son una continuación en la estrategia del Ministerio del Interior y de la Audiencia Nacional para prevenir atentados mediante la detención de grupos de islamistas que preparan a otros para futuras acciones criminales. El golpe a la célula de la semana pasada es semejante a las operaciones Sello y Tigris, desarrolladas también en España para poner fuera de juego a redes islamistas vinculadas al envío de muyahidines a Irak y que fueron utilizadas para huir del país por individuos directamente relacionados con el 11-M. El informe se remonta a mediados de los noventa para identificar en España a las primeras redes de apoyo a terroristas islamistas. Éste es un resumen de su contenido:

La Fortaleza de los Guerreros

Al Kalaa (Fortaleza de los Guerreros) es el nombre que los islamistas radicales daban a un piso de seguridad situado en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) desde donde supuestamente llevaban a cabo el adoctrinamiento, captación, reclutamiento y posterior envío a Irak de muyahidines desde España. La investigación del juez Baltasar Garzón sobre redes islamistas de apoyo a grupos terroristas desencadenó la semana pasada una operación de la Policía Nacional con 12 detenidos, todos ellos marroquíes, a los que se atribuye colaboración con significados terroristas, entre ellos algunos de los que supuestamente participaron en los atentados del 11-M en Madrid (Mohamed Afallah y Daoud Ouhnane, a los que la policía da por muertos en Irak, y los presos Mohamed Larbi Ben Sellam y Abdelilah Hriz).

La investigación ha permitido acreditar que los detenidos en la Operación Amat de la semana pasada dieron continuidad a la estructura desarticulada en parte hace tres años (Operación Tigris) y que daba cobertura a distintos terroristas que operaban en Irak. La policía descubrió hace varios años, en su investigación sobre los pisos de seguridad que utilizaban los islamistas, envíos de dinero a combatientes en Irak. Entre ellos, un documento de pago de 350 euros a favor de Niyaz Valiakhmetov Minikhayerovich, Yassin, quien se ufanaba ante sus compañeros antes de abandonar España con frases inequívocas: "Todo musulmán que ayude a otros musulmanes que mueren luchando por Bin Laden se va al paraíso". Yassin fue detenido en Kerbala hace más de tres años y desde permanece preso.

La investigación policial y judicial ha acreditado que los detenidos la pasada semana coincidieron en la Fortaleza de los Guerreros con otros islamistas "en fechas coincidentes con la presencia de algunos de los terroristas participantes en los atentados de Madrid de 2004", por lo que pudieron participar de las mismas actividades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de octubre de 2008

Más información