Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La larga lucha contra las redes magrebíes

CÉLULAS ARGELINAS

"La Operación Apréciate, en 1997, supuso la caída de una red logística del GIA [en Valencia] y llevó a la primera condena en Europa sobre una célula de un grupo terrorista islamista. Sin embargo, el ingreso en prisión de sus miembros desarrolló todo un proceso de captación y adoctrinamiento de presos musulmanes, internos en cárceles españolas, que derivó a que en octubre de 2004 tuviera que desarticularse la red en el marco de la Operación Nova". El 75% de los islamistas sospechosos de planear atentados en España han sido absueltos por el Tribunal Supremo, que consideró que las pruebas recabadas por la Audiencia Nacional para condenarles no eran suficientes.

LA LUCHA TRAS EL 11-S

"Tras los atentados del 11 de septiembre en EE UU, en España la red siria que había ido constituyéndose desde 1995 concluyó en la Operación Dátil, de septiembre de 2001, por la cual se desarticuló parte de la red de Al Qaeda que se encontraba asentada en Europa, siendo uno de sus más destacados dirigentes Imad Eddine Barakat Yarkas, alias Abu Dahdah".

"Al Qaeda fijó nuevamente su estrategia y decidió emprender dos vías: 1) Golpear en la Península arábiga para iniciar un proceso de dominio en la zona. Y 2) Dar licencia a sus redes africanas para golpear Marruecos".

ATAQUES EN EUROPA

"En mayo de 2003 son atacados Marruecos y Arabia Saudita. Como consecuencia de la reacción policial, los marroquíes del GICM (Grupo Islamista Combatiente Marroquí) saltan a Europa y forman estructuras de captación, adoctrinamiento y envío de voluntarios a Irak. En ese marco, Al Qaeda estableció una nueva estrategia. Por un lado, las redes marroquíes en Europa harían proselitismo y suministrarían mano de obra a los grupos en Irak. Por otro, fijó un doble objetivo en EE UU -y, por extensión, en sus aliados-: causarle todo el daño económico posible para aislarle y provocar su salida de Irak".

EL ATAQUE DEL 11-M

"En ese doble objetivo se enmarcó el atentado de Madrid del 11 de marzo de 2004. En ambas vías era el GICM el grupo yihadista más significativo para Al Qaeda, el que más operativos tenía, el que más y mejores redes había establecido y el que de más base social disponía. La instalación en España de la red del GICM, con Abdeladim Akoudad Nadufel como coordinador de las células de Holanda (Grupo Hofstad) y España (Célula de Vilanova), unida a los grupos derivados, y aún activos, de la labor desarrollada por Abu Dahdah, configuraron el mapa de creación y ejecución del 11-M".

DESARTICULACIONES

"Los atentados del 11 de marzo de 2004 generaron una fuerte reacción europea contra las redes marroquíes del GICM, llegando a su desarticulación operativa, al tiempo que se provocaba su ahogamiento en las redes de acogida y entrada en Irak; es decir, sus redes en Siria y Turquía. Poco a poco se desvaneció la estructura del GICM fuera de Marruecos".

FINANCIACIÓN

"Las operaciones Génesis y Camaleón (enero de 2006) desarrolladas en España fueron, para Europa, el punto de inflexión entre la desaparición de las redes marroquíes y el resurgir de los operativos argelinos. El atascamiento de la situación en Irak forzó volvió a situar a Europa como objetivo de yihad".

EN EL SAHEL

"Ante la imposibilidad de acudir a Irak, las redes orientaron a sus activistas hacia el Sahel africano, en campos de entrenamiento del Grupo Salafista de Predicación y Combate, donde eran instruidos para su envío, primero, a Marruecos y, después, a Europa, donde deseaban cometer atentados a imagen del 11-M".

NUEVOS OBJETIVOS

"La estructura yihadista en Irak pretendía iniciar nuevos atentados fuera de la zona. Europa y el continente asiático fueron los objetivos elegidos. España estaba entre ellos. El argelino Daoud Ouhnane, huido del 11-M, se había establecido dentro de la estructura de Al Qaeda en Irak, y desde allí planeaba la comisión de nuevos atentados en España, a imagen de los de Madrid. Pero una serie de operaciones que la coalición desencadenó en territorio iraquí deshicieron la estructura de mando necesaria".

CEUTA Y MELILLA

"En esta nueva situación, Al Qaeda ha tenido que admitir los objetivos de sus aliados locales, esto es: la yihad en Argelia y en Marruecos como objetivo de lucha y recuperación, al tiempo que ha debido hacer un guiño a los grupos marroquíes con menciones a Ceuta y Melilla, si bien con ello accede a dar también pie de entrada a un viejo escenario, la recuperación de Al Andalus, objetivo que hasta ahora era simplemente recordatorio de aquello que no debía volver a pasar (recordando Palestina)".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de octubre de 2008