El Maestranza aborda su ópera más ambiciosa

'Doktor Faust', de Busini, reúne a 250 intérpretes y es estreno en España

Con el estreno, el próximo martes 21, de Doktor Faust, de Ferruccio Busoni, el Teatro de la Maestranza de Sevilla abordará "una de las óperas más complejas y ambiciosas de toda su historia", aseguró ayer Pedro Halffter, director artístico del teatro y que estará también al frente de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla en esta ópera que podrá oírse en España por primera vez.

La producción de la Staatoper de Berlín, con representaciones los días 23, 25 y 27, reunirá a 250 artistas. Serán 24 cantantes, encabezados por el norteamericano Christopher Robertson -quien encarnará a Fausto por primera vez-, además del Coro del Teatro de la Maestranza, el Coro Intermezzo, cinco actores, figurantes y los profesores de la Sinfónica de Sevilla. "Éste es uno de los diez espectáculos que la crítica considera imprescindibles de toda la temporada lírica nacional", apuntó Halffter. "La orquesta ha hecho un gran esfuerzo para dominar esta partitura extremadamente compleja, que también tiene un gran dificultad para el coro, que ha estado ensayando desde mayo", añadió el director musical.

"La manera de contar la historia es bastante contemporánea. Busoni era italiano y se aleja de la tradición germánica del mito; lo que le interesaba era reflejar la propuesta del creador en su obra. Su ópera no está centrada en la historia de Goethe, sino en una obra de guiñoles sobre el mismo tema que es más antigua", precisó Peter Mussbach, director de escena y alma de esta producción que se estrenó el Festival de Salzburgo (Alemania) y ha pasado también por el Metropolitan Opera House de Nueva York.

"Es un papel tan largo y tan completo que, en realidad, parece haber sido escrito para dos cantantes distintos. Tiene momentos de tristeza, de seriedad, pero también otros muy cómicos. No tiene nada que ver con otras versiones de Fausto, éste es más complejo psicológicamente", explicó el barítono norteamericano. En la ópera sólo aparece una voz femenina, la de la soprano Mary Mills que encarna a la duquesa de Parma; mientras que Mefistófeles lo interpretará el tenor Robert Brubaker. "Es muy interesante representar el lado oscuro que todos llevamos dentro", dice un Brubaker muy metido en su papel para añadir después en tono amenazante: "Tenemos que tener cuidado con lo que deseamos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de octubre de 2008.