Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre saca a la calle al PP contra las "mentiras de la oposición"

Los dirigentes populares atenderán una oficina en la sede de Génova

A la calle. La nueva estrategia de la dirección regional del PP, encabezada por su presidenta, Esperanza Aguirre, planea sacar a sus dirigentes al encuentro con los ciudadanos para explicar su acción política. "Para destapar la estrategia de la mentira y la violencia que está utilizando la oposición contra el Gobierno de la Comunidad de Madrid", puntualizó Aguirre sobre la nueva campaña en la rueda de prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo regional.

Según la presidenta del PP, las cuestiones que explicarán a los ciudadanos están "en el debate de la opinión pública". Entre ellas citó una que se ha convertido en un clásico entre sus quejas: la "deslealtad del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con los madrileños". Aguirre calculó que la deuda del Estado con el Gobierno regional es de 9.000 millones de euros "en concepto de IVA", que no revierten a la región porque el Ejecutivo central no reconoce el aumento de la población en más de un millón de habitantes.

También citó su compromiso electoral de la campaña de 2003 de que ningún ciudadano esperaría más de 30 días para operarse. El Gobierno regional inventó un nuevo sistema para medir el plazo de las listas de espera, de tal forma que ningún paciente pasa a formar parte de ellas hasta que no ha visitado al anestesista. Este sistema de cómputo le valió a Madrid ser expulsada por el resto de regiones del sistema nacional de recuento de listas de espera. "En cuatro años no se ha encontrado ni un solo ciudadano que haya tenido que esperar más de 30 días desde la visita del anestesista para operarse, y somos la única [región] cuyo plazo máximo de espera quirúrgica está en 60 días, mientras que en el resto de regiones es más alta, superior a los 100 días en muchos casos", afirmó la presidenta.

Según Aguirre, el Gobierno regional ha realizado un gran esfuerzo en materia de infraestructuras sanitarias y de inversiones en transporte público o servicios sociales "como ninguna otra comunidad lo ha visto". Por eso, consideró que los dirigentes populares deben salir a "deslegitimar y a destapar" los argumentos de la oposición.

La nueva estrategia del PP no se basará sólo en estar en la calle. Aguirre también ha querido implicar a los altos cargos regionales de su partido y éstos estarán al frente de la nueva Oficina de Atención al Ciudadano que el partido ubicará en la sede de la calle de Génova. La atenderán senadores, diputados nacionales, consejeros del Gobierno regional, diputados de la Asamblea, alcaldes y concejales del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de octubre de 2008