Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos plantan cara al ERE de Nissan

Los despidos barajados por el grupo pueden afectar a 4.000 proveedores

La perspectiva de que el fabricante de automóviles Nissan presente en breve un expediente de regulación de empleo (ERE) para 1.500 personas en Barcelona llevó ayer a sindicatos y partidos políticos a exigir a la Generalitat que plante cara a la empresa, que rechace los despidos "por responsabilidad" y que no le permita usar la crisis como pretexto para abaratar costes.

Nissan ultima un ajuste ante la caída de la producción prevista para este año, revisada a la baja pero que, por ahora, no ha cuantificado públicamente. La dirección ha informado ya de la situación al Gobierno catalán, que según fuentes sindicales está cayendo en una actitud "conservadora" ante la destrucción de empleo generada por la crisis. El diputado de ICV en el Congreso, Joan Herrera, reclamó a la Generalitat que sea "beligerante". Para CiU, el eventual expediente demuestra "la falta de iniciativa de la Generalitat", en palabras de Felip Puig. Desde el PP de Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, advirtió ayer de que los expedientes -el considerado en Nissan y la suspensión temporal de empleos en Seat, que podría afectar a 4.500 personas- multiplican el paro por el cierre de las pequeñas empresas proveedoras.

El secretario general de CC OO de Cataluña en Nissan, Javier Pacheco, estimó el impacto que tendría prescindir de un tercio de la plantilla de Zona Franca, que sería de 4.000 trabajadores que podrían quedarse sin empleo en las empresas proveedoras del grupo nipón. Pacheco auguró el conflicto social más importante en Cataluña en los últimos años y acusó a Nissan de aprovechar la psicosis de crisis para "adelgazar la plantilla y, cuando las ventas se recuperen, volver a crecer con contratos temporales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de octubre de 2008