Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SERVICIOS

Cink acerca las redes sociales a las empresas a bajo precio

El servicio mínimo cuesta entre 60 y 120 euros al mes, según los empleados

Se habla cada vez más de la Web 2.0 en el entorno empresarial, pero son pocas las empresas con capacidad de moverse en este medio. Para eso está Cink.

No se trata de lanzar impactos en servicios transitados, sino de hacerlo para llegar al internauta que, por su perfil, le interese lo que la empresa propone.

Cink, cuyo nombre recuerda a "think" (pensar en inglés) está formada por varios bloggers experimentados en el mundo de los negocios y las redes sociales. Al frente de la compañía están Marc Vidal, Sergio Cortés y César Calderón.

Vidal, su director general, decidió dar el paso por "los precios elevados, falta de especialistas, dificultades de acceso y largos procesos de consultoría, que marcan las dificultades que las empresas e instituciones se encuentran para acceder a un mercado que crece cada día". Los responsables de Cink sostienen que el éxito es posible ya que en España hay 22 millones de internautas. Ellos ofrecen dos paquetes de servicios con precios claros y acciones concretas. Algo que hasta ahora se echaba de menos por lo críptico de los servicios y tarifas. En ambos casos ofrecen promoción de la empresa en servicio como Twitter, Facebook, Wordpress, Del.icio.us, LinkedIn y Dopplr.

MÁS INFORMACIÓN

Los servicios easy incluyen blog en Wordpress, perfil en Delicious (la web que comparte enlaces), grupo en Facebook y cuenta de Twitter. Cuestan entre 60 y 120 euros al mes, según los trabajadores de la empresa. Los premium cuestan entre 350 y 550 euros. Además de los citados servicios incluyen planes de acción concretos y presencia en Doppler -donde se indica qué lugares se van a visitar- y cuenta en LikedIn, red enfocada a profesionales.

Asesoramiento

Como sostienen en su blog empresarial, no se trata, de crear contenidos: "Te los fabricas tú y nosotros te acompañamos garantizándote los mínimos necesarios y un servicio de agitación, tan sencillo como mejorar los canales, usarlos bien y conseguir más visibilidad".

Tampoco pretenden estar haciendo la misma labor eternamente. "Nuestra intención no es pasar demasiado tiempo con el cliente, sino asignarles un shaker - agitador en inglés- durante un tiempo para que les ayude, asesore y enseñe. Si hacemos bien nuestro trabajo pronto sabrán moverse solos", cree Marc Vidal.

César Calderón va un paso más allá: "Queremos perder clientes. De alguna manera nuestro trabajo tiene parte de democratización de unas tecnologías que hasta ahora sólo empleaba una élite. Quien recibe los mensajes también se beneficiará porque se enterará de cosas que le interesan".

La Generalitat de Cataluña, el Ayuntamiento de Gijón, Metrovacesa, Banesto, Caixa Manresa y LTC Project ya han contratado sus servicios.

Triunfen o no, la polémica está servida, son muchos los blogs que apoyan la iniciativa o que la critican por considerar que "intoxican" su mundo sin publicidad. La clave está en considerar como anuncio o no los contenidos generados por una empresa.

CINK: www.cink.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de octubre de 2008