Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jornada negra de tráfico con cinco siniestros en la N-I

Las carreteras vivieron ayer otra jornada negra, plagada de accidentes que provocaron largas retenciones en las principales vías del País Vasco. El más espectacular se produjo por la tarde en la N-I a su paso por Villabona, donde se registró un choque múltiple en el que se vieron implicados nueve vehículos. El accidente obligó a cortar un carril y se formaron colas que alcanzaron los 12 kilómetros, hasta Alegia.

También en la N-I, tres vehículos colisionaron en el término municipal de Vitoria por la caída a la calzada de unos tubos que portaba un camión. El accidente obligó a cortar dos carriles y desviar el tráfico, lo que creó retenciones.

Otros tres accidentes ocurridos ayer en la N-I, dos en el alto de Etxegarate -uno en cada sentido- y un tercero en Ordizia en dirección a Irún, complicaron la circulación en esta vía. Los tres siniestros fueron causados por sendos camiones que hicieron la tijera y causaron fuertes retenciones. En el último de ellos, el conductor quedó atrapado y tuvo que ser trasladado al hospital de Zumarraga.

Dos personas resultaron heridas al chocar tres vehículos y quedar uno volcado en la calzada de la N-634 en Elgoibar en dirección a Bilbao. En esta misma carretera también se registraron accidentes en los municipios de Getaria y Usurbil.

En la autopista A-8, un choque sin heridos entre cinco turismo, ocurrido en Bilbao, formó colas en sentido a Cantabria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de octubre de 2008