Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dueño de Montenmedio desmantela la casa-club

Los primeros enseres de la casa-club de Montenmedio han comenzado a retirarse. El propietario de este complejo turístico y deportivo ubicado entre las localidades gaditanas de Vejer y Barbate, Antonio Blázquez, ha empezado a ejecutar la orden de derribo que pesa sobre este edificio, que alberga restaurantes, tiendas y una recepción a los clientes, desde 1999. La demolición se produce tras un acuerdo entre el promotor y la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio para restablecer la legalidad urbanística y afectar lo menos posible a la actividad del recinto.

Fue en 1996 cuando la Junta interpuso el recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía contra la licencia que el Ayuntamiento de Barbate había concedido a Blázquez para construir la casa-club en Montenmedio. Tres años más tarde el alto tribunal atendía la demanda de la Junta y dictaba la primera orden de derribo. Después vendría un largo litigio de recursos que tuvieron su último capítulo en febrero de 2008 cuando el propietario llegó hasta el Constitucional para intentar frenar el derribo.

Derribo pactado

Finalmente Blázquez ha asumido la demolición, que ha pactado con la administración. La Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio actúa por mandato judicial. Una sentencia firme del TJSA obligaba a la Junta a restablecer la legalidad urbanística de manera subsidiaria ante la falta de actuación del promotor. El acuerdo alcanzado entre ambas partes ha tratado de cumplir lo exigido en el fallo judicial, con el consiguiente derribo del edificio, y evitar que queden afectados los intereses de la empresa, que afirma emplear a 300 personas.

Blázquez ha solicitado ya en el Ayuntamiento de Barbate licencia para proceder al derribo de la casa-club, que comenzará el uno de octubre, aunque los trabajos de desmantelamiento ya han comenzado. El derribo afectará a más de la mitad de la superficie de la actual casa-club, aunque una parte quedará en pie, según el proyecto de la promotora.

La Junta ha aceptado que los servicios de restaurante y bar que se ofrecen en la casa-club se trasladen a una carpa en terrenos aledaños. El Ayuntamiento de Barbate, gobernado por el PSOE, cuenta ya con una solicitud de Blázquez para construir un recinto aún mayor que el que será derribado. Su tramitación deberá esperar a que se apruebe el nuevo plan general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de septiembre de 2008