Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el supuesto asesino de un senegalés en Roquetas

El Bollo, de 26 años, se ocultaba en un cortijo de Almería

Dieciséis días después de la muerte a puñaladas del senegalés Ousmane Kote, un crimen que desató una ola de violencia en la barriada de Las 200 Viviendas de Roquetas de Mar (Almería), la Guardia Civil detuvo ayer al presunto asesino, Juan José O. N., El Bollo, de 26 años, relacionado con los clanes locales de la droga. Se ocultaba en un cortijo aislado, rodeado de invernaderos y muy próximo a la capital almeriense. Los agentes lo localizaron a las 14.30 de ayer.

Empleado en el campo almeriense y en vías de tramitar su residencia por arraigo, Ousmane Kote murió la noche de sábado 6 de septiembre al tratar de apaciguar los ánimos en una pelea multitudinaria desatada por asuntos triviales. Cuatro menores de edad, que fueron arrestados y enviados por orden judicial a centros de internamiento de menores de Andalucía, participaron en la reyerta en la que trató de mediar Kote que, ya tendido en el suelo, recibió una fuerte patada en la cabeza por parte supuestamente, de El Bollo, quien le asestó al menos una puñalada antes de huir del barrio de Las 200 Viviendas.

Sólo unas horas después del asesinato, este suburbio de Roquetas de Mar -localidad que cuenta con 25.407 inmigrantes censados- vivía una ola de violencia protagonizada por numerosos compatriotas y conocidos del fallecido, que no pudo ser contenida antes de 48 horas y que se saldó con siete heridos y diez subsaharianos detenidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de septiembre de 2008