Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | Los efectos en los mercados

El castigo al sector financiero lastra de nuevo las Bolsas europeas

El Ibex se salva de la quema por la mejor evolución de los bancos españoles

El rojo acompañaba ayer a todos los selectivos europeos a la espera de que abriera la Bolsa de Nueva York. Todos arrastraban la resaca de caídas del lunes, de entre el 2% y el 4,5%. El susto por la quiebra del norteamericano Lehman Brothers aún duraba en la apertura.

Los bancos, los más castigados. Y eso que, animados por las inyecciones de capital de las principales entidades centrales, y un comportamiento muy moderado de Wall Street, algunas empezaron a levantar el vuelo. Sólo el Ibex-35 consiguió cerrar en verde, con una tímida subida del 0,11%. A diferencia del resto de Europa, en España los bancos no lastraron la jornada.

Mientras los nervios cundían entre los inversores de media Europa y todas las Bolsas se dejaban entre el 2% y el 3,5%, BBVA, Popular, Sabadell y Bankinter terminaron la jornada en positivo y tiraron de todo el selectivo español. Incluso los gigantes españoles Santander (que llegó a caer el 7,4% en los momentos más críticos) y BBVA acabaron el día con alzas del 0,19% y el 0,09% respectivamente.

Los rumores sobre posibles fusiones en Popular y el optimismo por la fortaleza de las entidades españolas pese a la crisis financiera internacional, ayudaron a poner el broche positivo a una jornada marcada por la volatilidad pese a que la subida de Wall Street, que se animó cerca del final de la jornada, llegó con el indicador español cerrado.

La tónica general en el Viejo Continente fue bien distinta. Los bancos lastraron a los principales selectivos y sumaron nuevos descalabros a las pérdidas que ya acumulan desde hace meses. El británico Halifax Bank of Scotland (HBOS), que llegó a dejarse el 40% de su valor en el parqué, redujo finalmente el batacazo a la mitad, pero sumado a los números rojos del Royal Bank of Scotland (-10,17%) o los del Barclays (-2,53%), ocasionó que el indicador de referencia en Reino Unido, el FTSE-100, bajara la barrera de los 5.000 puntos por primera vez desde junio de 2005, tras una caída del 3,4%.

El siguiente en la lista de los más tocados fue el suizo UBS. Esta entidad es, según Bloomberg, la europea más dañada por culpa de las hipotecas basura (se calcula que arrastra un agujero de 31.200 millones de euros) y los inversores no se lo perdonan. Al cierre valía un 17,21% menos, a pesar de haber anunciado que su exposición a Lehman era de menos de 212 millones de euros.

A pesar de que las entidades siguieron sufriendo pérdidas, y que algunas como HBOS, UBS o Fortis han visto recortado el valor de sus acciones más del 60% en 12 meses, la agencia de calificación Standard&Poor's se sumó ayer a la ola de opiniones positivas sobre su mejor situación respecto de la estadounidense. Señaló que las grandes entidades europeas (entre las que citó expresamente a UBS, Credit Suisse, Deutsche Bank, Barclays, Royal Bank of Scotland, BNP Paribas y Société Générale) gozan de una mayor diversificación que los bancos de inversión estadounidenses, y por tanto el impacto de la quiebra de Lehman será "moderado y manejable".

Si la europea está mejor que la estadounidense, lo cierto es que en el recuento anual, la banca española sale mejor parada que sus vecinas. Santander ha perdido de momento en 12 meses menos del 15% de su valor. El BBVA algo más del 33%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de septiembre de 2008