Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | Los efectos en España

Lehman despedirá esta semana a su plantilla en España y echará el cierre

El Banco de España minimiza el impacto directo sobre las entidades - Decenas de fondos españoles tienen bonos del banco de EE UU en cartera

En España las dos entidades afectadas por los últimos acontecimientos tienen presencia desde hace años. Lehman Brothers cuenta con 45 empleados, después de haber reducido en unos diez trabajadores la plantilla en los últimos meses. Al frente está Luis de Guindos, el que fuera Secretario de Estado de Economía durante el primer Gobierno del PP.

MÁS INFORMACIÓN

Al final de esta semana está previsto que todos los trabajadores abandonen sus puestos. Hoy mismo se reunirán con los administradores judiciales de PriceWaterhouseCoopers, para iniciar el proceso de liquidación. La filial española de Lehman era muy rentable: en lo que va de año había ganado 75 millones de dólares (52,8 millones de euros) frente a los 170 millones de 2007, año récord para la compañía.

Merrill Lynch en España es una filial mayor ya que cuenta con unos 150 trabajadores en dos plantas de la Torre Picasso de Madrid. Desde agosto de 2006, está presidida por David Jiménez-Blanco, procedente de Goldman Sachs, que a la vez es responsable de la banca de inversión. La banca privada es responsabilidad de Lucía Grandes.

Por otro lado, el vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, destacó ayer la solidez y fortaleza del sistema financiero español. Pese a que varios fondos españoles tienen en sus carteras bonos de Lehman, el relativo optimismo de Solbes fue apuntalado por la patronal bancaria, las entidades y el Banco de España. Todos coincidieron ayer en que los problemas bancarios en EE UU no tendrá un grave impacto directo en la banca española.

José Luis Malo de Molina, director general del Servicio de estudios del Banco de España, quiso subrayar que el "impacto directo" de la quiebra de la entidad norteamericana será "mínimo" en España, ya que "la exposición en conjunto de sistema bancario español a Lehman es prácticamente inexistente". En una comparecencia en el Senado, Solbes reconoció que las tensiones internacionales "lejos de remitir se han recrudecido" en los últimos meses, pero reiteró que una de las fortalezas de la economía española es la solidez y solvencia del sistema financiero que, en su opinión, está en una situación saneada para hacer frente a una "difícil situación".

En la línea de Solbes, la Asociación Española de Banca (AEB) reconoce que la bancarrota de Lehman Brothers es "un problema serio" que "da la medida de la grave crisis financiera que atraviesa Estados Unidos", pero confía en que los bancos europeos y los españoles "no se verán afectados por la quiebra".

Entre los tenedores de los bonos del banco estadounidense hay varios fondos españoles, aunque la mayoría tienen una parte muy pequeña de su patrimonio comprometida. La gestora de fondos del BBVA figura como una de las 25 entidades con más bonos de Lehman, repartidos en más de una docena de fondos. Los fondos acumulan un valor de unos 77 millones con datos a 30 de junio, aunque en la mayoría de los casos la posición es inferior al 1%. El banco se apresuró ayer a señalar que no espera ningún impacto en sus cuentas. Caixa Catalunya tiene al menos cuatro fondos con presencia importante de bonos de Lehman, valorados en total en unos 14 millones, según datos de junio de la CNMV.

Bancaja, que consideró que si sus fondos estaban expuestos era meramente de forma "residual", cuenta con media docena de productos asociados al norteamericano. Uno de sus fondos tiene el 11,38% de su patrimonio en bonos de Lehman. Foncaixa, Renta 4 y Bankpyme también tienen bonos por valor diverso en sus fondos.

Santander, por su parte, explicó que su exposición crediticia directa a Lehman es de 11 millones y adicionalmente tiene una "posición por operativa de derivados, bajo acuerdo de colateral", cuya valoración neta a 12 de septiembre ascendía a 44,6 millones de euros. En la entidad precisaron que ya lo tienen provisionado y que no creen que estén bajo ningún tipo de riesgo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de septiembre de 2008