Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La lucha contra el paro centrará el primer debate de Zapatero

José Luis Rodríguez Zapatero comparecerá la próxima semana, por iniciativa propia, en el primer pleno parlamentario del curso, para informar sobre las medidas que su Ejecutivo adopta para combatir la crisis económica, especialmente las destinadas a impulsar el empleo. "Me gustaría que fuera un gran debate sobre las políticas de apoyo a la creación de empleo, que es sin duda el gran objetivo que ahora tenemos", dijo Zapatero al anunciar ayer en una entrevista en Tele 5 su próxima comparecencia parlamentaria.

Con esta decisión, adelantada ayer por sorpresa por Zapatero, el presidente toma la iniciativa política en el arranque del curso y fija, además, el terreno en que cree que debe centrarse el debate político, el de la crisis económica. Con ella, deja en segundo plano la pretensión del líder del PP, Mariano Rajoy, de plantear la comparecencia de Zapatero para que informara sobre la financiación autonómica.

Precisamente, la decisión de Zapatero pretende subrayar aún más su preocupación prioritaria por la crisis si se tiene en cuenta que hace tan sólo 15 días rehusó protagonizar el debate que la oposición le pedía sobre la financiación autonómica, tarea que cedió a su vicepresidente económico, Pedro Solbes.

En este sentido, tuvo también un significado simbólico que ayer, la primera sesión de la Ejecutiva del PSOE tras las vacaciones, dedicara poco tiempo a la financiación autónómica, el otro gran debate político que mantienen los partidos, y se centrara en la crisis y las medidas para afrontarla, sobre todo, para combatir el paro, que ha pasado en un año del 7,9% al 10,4% y que, previsiblemente crecerá más en los próximos meses.

Diálogo social

Zapatero, que ayer reiteró su política social activa contra la crisis económica, calificó de "fundamental" el diálogo social entre empresarios y sindicatos como instrumento para combatirla. Recordó que mañana, miércoles, se celebrará la primera reunión de contenidos entre empresarios y sindicatos, bajo la presidencia del ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho. La anterior reunión se celebró el 29 de julio, en la que Gobierno, empresarios y sindicatos firmaron la Declaración para el impulso de la economía, el empleo, la competitividad y el progreso social.

En esta reunión, está previsto que Corbacho presente a sindicatos y empresarios un plan integral de empleo, que tiene como meta facilitar la recolocación de cerca de los 100.000 parados de 2009, sobre todo, del sector de la construcción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de septiembre de 2008