Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos nuevos 'alunizajes' en concesionarios de coches

Los aluniceros han roto la tregua tras varias semanas de inactividad. Y por partida doble. Un concesionario en la capital y un negocio de venta de vehículos en San Fernando de Henares sufrieron las consecuencias, los dos en la madrugada del miércoles.

El primer suceso se produjo en un concesionario de venta y reparación de vehículos de Mercedes, en el número 38 de la calle de Espronceda (Chamberí). A la una y media de la madrugada, un estruendo despertó a los vecinos. Los atracadores, al menos dos según los empleados del establecimiento, empotraron un Audi desde el exterior contra la puerta del taller, que es de chapa metálica. La puerta se dobló hacia el interior, levantándose a menos de un metro del suelo. Por ese hueco entraron los ladrones.

Luego arrancaron tres vehículos de los siete que había en el local, todos Mercedes, y con uno de ellos, un deportivo biplaza, empezaron a empujar la puerta dando marcha atrás. Después de varios golpes, la puerta cayó sobre la capota del coche, destrozándola, y lo atrapó. A pesar de los intentos de los cacos por sacarlo, las ruedas traseras derraparon, y el vehículo quedó atrapado.Según un testigo, un hombre esperaba frente al taller mientras el otro, que llevaba una gorra, trataba de sacar el SLK del interior, pero al ver que no lo conseguía huyeron en un coche negro, informa Efe, aunque los afectados no descartan que hubiera otros dos compinches vigilando las entradas de la calle, porque huyeron antes de que acudieran los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que fueron alertados por los vecinos. El taller está situado cerca del concesionario de Jaguar atracado por el mismo método el pasado 22 de julio.

En San Fernando de Henares fue un concesionario de Cars and Cars el que sufrió la embestida de los aluniceros. Ocurrió un poco más tarde, sobre las 3.20. Un vigilante nocturno escuchó el estruendo de un coche y chirridos de rueda y se asomó para ver qué pasaba. Descubrió que dos BMW 325 se habían empotrado contra la cristalera de entrada al edificio y habían destrozado la barrera de entrada. Al menos ocho personas rondaban por el aparcamiento del concesionario, donde hay un millar de vehículos. Los ladrones intentaban abrirlos.

Según explicaba ayer el director gerente de Cars and Cars, Constantino García, varias patrullas de Policía Local se presentaron en el lugar, una vía de servicio paralela a la A-2, en menos de 10 minutos. Cuando llegaron, los ladrones subían a toda velocidad por la cuesta del concesionario con cuatro coches de alta gama. Detuvieron a uno de ellos, un Mercedes CLS-500 conducido por un georgiano de 18 años que fue detenido. Uno de los coches trató de embestir a los agentes, que consiguieron esquivarlo, aunque no detenerlo. Los atracadores también se llevaron otros tres vehículos de alta gama, según fuentes de la empresa. Luego abandonaron uno de ellos en la A-2, un BMW modelo X3, que recuperó la policía.

En total, los aluniceros consiguieron llevarse seis vehículos. "Porsches, BMW y Audis", resumía ayer el director de Logística de Cars and Cars, Alex Feito. También destrozaron cerraduras y cristales de otros vehículos del concesionario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de agosto de 2008