El Cruïlla llega a Barcelona

El Consistorio no subvenciona al festival por saturación

El festival de música mestiza Cruïlla (www.cruilladecultures.com) llegará por primera vez a Barcelona este sábado en una única jornada. La propuesta, inspirada en el festival del mismo nombre que se celebra en Mataró desde hace cuatro años, se presentará en el Fórum sin recibir ninguna ayuda del Ayuntamiento. El Consistorio cree que ya hay demasiados festivales en la ciudad. Ésa es la respuesta que los organizadores del evento aseguran que recibieron de la institución. No obstante, el evento -con un presupuesto de 350.000 euros- sí cuenta con el apoyo de la Generalitat y espera recibir 7.000 espectadores.

Sus promotores, de la Clap de Mataró y de la barcelonesa Apolo, opinan sin embargo que el Cruïlla tiene espacio porque su programa y el público al que se dirige lo hacen diferente. "Esperamos recuperar el espíritu de la Fiesta de la Diversidad, donde iban familias enteras", explica el director de la cita, Jordi Herreruela.

En el Fórum actuarán 10 grupos hasta las 3.30 de la madrugada

Para lograrlo, el festival comenzará a las 17.30 horas y los menores de 10 años podrán entrar de forma gratuita. El resto deberá pagar 25 euros si compra las entradas con antelación o 30 si lo hace el mismo día en la taquilla. La oferta se alargará hasta las 3.30 de la madrugada. Durante estas 10 horas pasarán por los dos escenarios instalados en el Fórum grupos y cantantes nacionales e internacionales.

Además de Amparanoia, que llegará en el marco de su gira de despedida de los escenarios, actuarán el grupo novel madrileño Canteca de Macao, el cantante de reggae Rubén Morodo y el grupo de flamenco pop D'Callaos. También entonará su rumba la banda de Arenys de Mar Reigbord. De Francia llegarán Le peuple de l'herbe; de Londres Asian Dub Foundation; de Costa de Marfil el cantante de reggae Tiken Jah Fakoly y de Brasil el grupo Zuco 103. Herreruela no descarta que algunos de estos artistas se lancen a tocar juntos sobre el escenario.

El Cruïlla no es la única propuesta con la que la sala Clap de Mataró intenta abrirse paso en el panorama musical barcelonés de verano. Ya colabora en las veladas que el festival Mas i Mas está ofreciendo en el Teatre Grec.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS