Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La revista 'Vanity Fair' también habla español

Fundada hace más de un siglo, la mítica Vanity Fair desembarca en España el próximo jueves. El grupo estadounidense Condé Nast, editor de Vogue o Glamour, incrementa así su presencia en el sector de las revistas de alta gama. La nueva publicación -que se venderá a un precio de 3,5 euros y será mensual- llega a los quioscos después de más de dos años de planificación y, aunque guarda celosamente los contenidos del primer número, su imagen será la reina Rania de Jordania. Excepcionalmente, su tirada será de 300.000 ejemplares.

La franquicia española será la cuarta fuera de EE UU, tras Reino Unido, Alemania e Italia. El presidente de Condé Nast para Europa y América, Javier Pascual del Olmo, asegura que "no será una traducción" de los temas que se editan en la versión original, aunque alrededor de un 20% del material será compartido. El resto de los contenidos se adaptará a los gustos del público al que va dirigida: lectores entre 28 y 42 años, de clase social alta y media alta y consumidores de revistas de alta gama. En su biografía, Vanity Fair tiene exclusivas como la revelación, en 2005, de la identidad de Garganta Profunda, la fuente que transmitió a los periodistas de The Washington Post el escándalo del Watergate.

Desde que comenzó a rodar este proyecto, en enero de 2006, Condé Nast ha invertido 9 millones de euros. Los contenidos han sido probados en media docena de ciudades. La campaña de lanzamiento se comerá al menos otros tres. Estas cifras "sólo las puede manejar la primera industria mundial de revistas con títulos de prestigio", argumenta Pascual. "Los títulos de Condé Nast son internacionalmente conocidos, tienen anunciantes globales y no podemos permitirnos ningún fallo. Un fallo nuestro hace daño a todos". La nueva revista no aspira a desplazar a nadie para ocupar su hueco. "Abre una nueva zona de lectores. No buscamos a los que consumen otros productos", afirma Pascual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de agosto de 2008