Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide cárcel para el agresor de un hombre que defendió a una maltratada

La víctima asegura que no se sintió agredida ni piensa denunciar a su pareja

El Ministerio Fiscal pedirá el ingreso en prisión provisional para Antonio Puertas, el hombre que, supuestamente, agredió el pasado 2 de agosto al profesor y periodista Jesús Neira, que salió en defensa de la pareja de Puertas y que fue atacado con patadas y puñetazos.

Así lo anunció el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, en declaraciones a la Cadena SER. La compañera de Puertas explicó en una conversación telefónica con EL PAÍS que ella no se sintió agredida y que no piensa denunciar a su pareja. "Es una persona enferma que no estaba en sus plenas facultades. Además de ser politoxicómano, sufre diabetes y aquel día estaba muy mal", afirmó la mujer.

Puertas, que fue detenido el lunes a primera hora de la tarde en Alicante, pasará hoy a disposición del juzgado de Majadahonda (Madrid) que instruye el caso, tras inhibirse del proceso el juez de guardia de Alicante, informa Rebeca Llorente. El magistrado de Alicante acordó ayer prorrogar durante otras 72 horas la detención del Puertas. Éste fue detenido en la recepción de un hotel de la capital alicantina cuando se dirigía a un centro de salud. Inicialmente, los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil se dirigieron a la vecina localidad de Agost, a 18 kilómetros al oeste de Alicante, ante la certeza de que el agresor se encontraba en este pueblo en el que vive su familia.

El ministro de Justicia destacó anoche que el profesor Jesús Neira "merece el reconocimiento que la sociedad le debe, por su hombría de bien y su altura de miras en su intento de evitar una intolerable agresión de violencia machista". "Ojalá que el agredido salga de su actual estado [en coma]", añadió Fernández Bermejo.

Mientras, la compañera de Puertas mantuvo en todo momento que ella no había visto nunca a Puertas en el estado en que se puso durante la agresión a Neira. "Yo misma me encontraba alucinada y muy sorprendida por la reacción que tuvo", concluyó la mujer. Según su relato, Puertas se estaba tratando en una clínica de rehabilitación, ya que es politoxicómano.

El viernes, día anterior a la agresión, voló hasta Madrid para recoger un Ford Focus que le había regalado su padre. En el aeropuerto se dejó una mochila, en la que llevaba la insulina para su diabetes. Durante toda la noche no dio señales de vida, pese a que su amiga y su madre le llamaron repetidas veces al móvil, según la versión de la mujer. Sobre las siete de la mañana del sábado, Puertas llamó desde una cabina telefónica al móvil de su pareja. Le dijo que se encontraba muy mal y le pidió que fuera a buscarle. Tras desayunar, tenía previsto regresar a Alicante con su coche nuevo. Sin embargo, la mujer le convenció para que pasara la noche en un hotel, ya que no estaba en condiciones adecuadas para ponerse al volante.

"Pensó que hablaba de él"

"Cuando entramos en el hotel, me llamó una amiga y él pensó, no sé por qué, que estaba hablando de él. Me quitó el teléfono y me empujó, con lo que yo me caí al suelo", relata la mujer. En ese momento pasaba Jesús Neira y le recriminó su actitud. "Le dijo que cómo se atrevía a pegar a una mujer. Antonio, que estaba completamente enajenado, le pegó, pero yo no lo vi porque estaba en el suelo. Cuando yo entré en el hotel, ya le vi tirado. Me acerqué a él, me arrodillé llorando y le pedí perdón", asegura la mujer, que agradeció en todo momento la actuación del profesor y lamentó el estado en el que se encuentra. "He pedido que me hagan un reconocimiento médico exhaustivo para demostrar que no tengo ninguna lesión y que no he sido agredida. Eso sí, todo lo que ha pasado me ha afectado muchísimo psicológicamente", añadió.

"Antonio lo pasó muy mal. Esa misma noche se dio cuenta de lo que había hecho y no paraba de llorar y de decir que se quería morir. Jamás me ha pegado y no pienso denunciarle", afirmó la mujer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de agosto de 2008