Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Georgia lanza una ofensiva para tomar Osetia del Sur

Rusia pide a la OTAN que rechace la entrada de Tbilisi en la alianza

Tropas de la República de Georgia lanzaron en la madrugada de ayer una ofensiva para invadir la separatista Osetia del Sur, que logró a principios de los años 90 una independencia de facto con el apoyo de Rusia cuando Georgia se independizó de la antigua Unión Soviética. A las tres de la madrugada hora local (la una de la madrugada en España), las columnas de soldados habían rodeado la capital rebelde, Tskhinvali, y se dirigían hacia el centro de la ciudad.

Una cadena de televisión rusa informó horas después de que se habían registrado al menos 15 muertos y se escuchaban disparos de artillería. El ministro para la Reintegración de Georgia, Temur Iakobashvili, aseguró que el Ejército georgiano había tomado cinco localidades bajo control de los osetios.

Agencias de información rusas, por su parte, recogieron unas declaraciones del presidente de Osetia del Sur asegurando que la ofensiva había sido detenida. Los enfrentamientos provocaron "varios muertos y muchos heridos", según varias fuentes, aunque no se ofrecieron datos más precisos.

El Ministerio de Exteriores de Rusia destacó horas antes de la ofensiva final que el ataque demuestra "la falta de compromiso del Gobierno de Tbilisi, lo que debería hacer reconsiderar a la OTAN su decisión de admitir a Georgia en la organización".

El Gobierno georgiano, por su parte, aseguró que el ataque tenía por objetivo "neutralizar" las fuerzas rebeldes que atacan poblaciones civiles.

La invasión de Osetia del Sur es la culminación de la escalada de tensión vivida en los últimos días entre Georgia, por un lado, y la provincia rebelde y Rusia, por el otro. El fracaso de las conversaciones a tres bandas ha provocado varios enfrentamientos en los que han muerto al menos seis personas.

El presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, acusó a Rusia de instigar el conflicto e hizo un llamamiento a Moscú para que utilice su influencia sobre los separatistas. "Todo esto es resultado de una militarización histérica, de la propaganda constante de las televisiones rusas", afirmó el líder georgiano.

Rusia culpa a Georgia y llama a Tbilisi a poner fin a su actividad militar en Osetia del Sur. "No se logrará resolver el problema por la fuerza. Es un axioma que las autoridades georgianas deben comprender de una vez", dijo el viceministro ruso de Exteriores, Grigori Karasin. EE UU, aliado de Georgia, había acordado ayer con Rusia realizar un esfuerzo para reconducir la situación.

Los surosetios, cuyo territorio oficialmente forma parte de Georgia, gozan de una independencia de hecho desde años 90 (como los abjazos) como resultado de un conflicto armado contra el régimen de Tbilisi. Pero diferencia de lo que sucede en Abjazia, los surosetios no controlan todo su territorio. Los militares georgianos ocupan varias alturas que les permiten bombardear tanto Tsjinvali, la capital separatista, como otras localidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de agosto de 2008