Reportaje:

Un pellizco español a la tarta china

Empresas como Abengoa, Alsa, Roca o Telefónica aprovechan el negocio olímpico

Cuando los deportistas Gemma Mengual, Pau Gasol o Paquillo Fernández se lavan las manos en China, lo hacen en una pila de Roca. Si encienden una luz, quizá es con un interruptor de la firma catalana Simon. Hasta el estadio les lleva un autobús de Alsa. Son empresas españolas, muchas familiares o pymes, que tras años trabajando en China han logrado hacerse con algún contrato y sacar partido de los Juegos que comienzan hoy.

Especial: Pekín 2008

Más información

La fiesta olímpica dejará en China una lluvia de 56.500 millones de euros, según los cálculos oficiales del país. El gigante asiático ha sembrado más de 1.200 millones de euros en inversiones para las instalaciones. Llega la hora de la recompensa. En el reparto de la tarta deportiva se cuela un grupo de firmas españolas.

El interés comercial de las compañías en ese país ha crecido, y mucho, en el último año. La inversión española directa ha aumentado un 25,8% respecto al primer semestre de 2007, de los 69 a los 87 millones.

Aún así, China sigue siendo terreno hostil para el negocio extranjero. La apertura que ha experimentado el dragón asiático en la última década es notable, pero no total. "La mayoría de las empresas que harán negocio en los Juegos es porque llevan tiempo en China. Este es un mercado complejo, aquí las empresas extranjeras se enfrentan a exigencias operativas mayores y diferentes que cuando juegan en casa", explican desde la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Pekín. Algunas de las firmas españolas evitan dar demasiados detalles sobre su participación. Temen verse envueltas en las críticas por violación de derechos humanos que flotan en esta cita olímpica.

Entre las firmas que han colaborado directamente con las instalaciones o servicios, destaca Roca, que inició su andadura en el mercado chino hace ya 10 años. La organización de los Juegos seleccionó a la empresa para equipar diversos edificios, como la Villa donde residen los atletas. Entre lavabos, grifos, e inodoros, ya han instalado casi 15.000 unidades. Además, Roca y el diseñador Javier Mariscal han elaborado una colección exclusiva de lavabos inspirada en varias disciplinas deportivas.

En la misma línea, la empresa catalana de componentes electrónicos Simon ha instalado enchufes e interruptores en el Estadio Nacional y en el centro acuático Yingdong Natatorium. Tampoco es novata. Lleva en China con un socio local desde 1999.

Si usted es uno de los 25.000 españoles que visita Pekín y se pone en contacto con el servicio de atención al turista, la llamada la gestionará Telefónica a través de Atento. También tiene los derechos de retrasmisión on line para América Latina, y la gestión de llamadas de móvil a España.

Otro ejemplo de éxito es el de la empresa de autobuses Alsa. La compañía de origen asturiano, que lleva 24 años trabajando en el país asiático, controla 70 líneas. Gracias a su experiencia, le adjudicaron el transporte de turistas y deportistas.

La presencia en China de Telvent, filial de Abengoa, se remonta a 1986. Para la ocasión deportiva, ha instalado el sistema automático de billetaje y comunicaciones para el metro de Tianjin, subsede de las competiciones de fútbol, por 21 millones de euros. También el sistema de control de autopistas de entrada a Pekín por otros 9,6 millones.

Otras empresas españolas esperan aprovechar el tirón de los Juegos, pero desde un segundo plano. Caja Madrid, por ejemplo, se instaló en Pekín en 2005 para asesorar a empresas en la aventura asiática. El próximo día 12 Mango inaugurará su quinta tienda en la ciudad olímpica. La cadena incluso ha diseñado una camiseta especial. Isak Halfon, director de expansión, estima que la inversión total de su grupo se aproxima a los seis millones de euros, sin contar con las 25 tiendas que tienen en proyecto. "China está cambiando las reglas del juego. El número de consumidores está creciendo a un ritmo vertiginoso", asegura.

Máquinas expendedoras de billetes de Telvent (Abengoa) en el metro de Tianjin (China), subsede olímpica para las competiciones de fútbol.
Máquinas expendedoras de billetes de Telvent (Abengoa) en el metro de Tianjin (China), subsede olímpica para las competiciones de fútbol.
Uno de los modelos de Roca para China con motivo de los Juegos.
Uno de los modelos de Roca para China con motivo de los Juegos.

Sin salir de casa

Los Juegos Olímpicos no son sólo rentabilizables en China. Marcas de todos los países patrocinan a sus selecciones y se aprovechan del tirón del deporte. En España, Leche Pascual, El Corte Inglés, Telefónica, Nozar, Coca Cola, Endesa y La Caixa son los socios patrocinadores de la Asociación para Deportistas Olímpicos (ADO). Unen su imagen a la de los héroes del deporte.

A los socios patrocinadores, además de mejorar su imagen de marca gracias a las medallas, la publicidad de los productos en los que estampan el logo de la asociación les desgrava un 15%.

"No creo que ir a China nos aporte mucho negocio allí, pero algo ayudará", asegura Ignacio Urbelz, director general de relaciones externas de Grupo Leche Pascual. La empresa de lácteos respalda al ADO desde su creación en 1986. Han ido de la mano con España a Barcelona, Atlanta, Sidney, Atenas... A cambio aportan tres millones de euros. Les compensa porque apoyan algo "acorde con los ideales de la marca", dice Urbelz. "Nos da visibilidad en España", explica también El Corte Inglés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 07 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50