XI Congreso del PSC

Los socios piden más izquierda

El PSC dio voz ayer en la sesión inaugural del congreso a sus socios en el Gobierno catalán, a Fomento del Trabajo y a los sindicatos. Sólo el discurso de Juan Rossell -presidente de la patronal- desentonó del resto, que reclamó al unísono más políticas de izquierda. Fueron Esquerra Republicana, Iniciativa e Esquerra Unida los que proclamaron la vigencia de su alianza gubernamental -"haremos lo posible para que el Pacte d'Entesa no sea un accidente en la historia", afirmó el ecosocialista Jordi Guillot-, al tiempo de que advirtieron contra los riesgos de una eventual derechización de los socialistas y su posible renuncia a alguno de los postulados del pacto. En concreto, Guillot avisó que cualquier acuerdo sobre infraestructuras deberá incluir el "desarrollo sostenible" y citó el Cuarto Cinturón, que despierta recelos en su coalición y que el PSC y CiU defienden a ultranza.

Más información

Jordi Miralles, de EUiA, señaló que el actual Gobierno debe durar mucho tiempo y avisó al PSC que Convergència i Unió representa a los sectores "conservadores" de Cataluña.

El republicano Joan Ridao también recordó la "hegemonía asfixiante" de los 24 años de CiU, pero aprovechó para lanzar alguna crítica a Antoni Castells, consejero de Economía. Ridao rechazó que Esquerra sea una formación radical frente a un PSC que ocupa la centralidad. "Nadie", agregó, "ocupa la centralidad en exclusiva, a no ser que alguien quiera volver a las aguas estancadas de CiU".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción