Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La firma de taladros Casals despide a 79 personas en Ripoll

La empresa alega pérdidas y los sindicatos la acusan de deslocalizar

La empresa Talleres Casals, de Ripoll, dedicada a la fabricación de herramientas eléctricas profesionales y de bricolaje, y conocida por los taladros, ha anunciado que prescindirá de 79 de los 116 trabajadores que actualmente integran la plantilla, según ha comunicado esta semana la dirección al comité de empresa. Los despidos se producen cuando la empresa tiene aún vigente un expediente para la suspensión temporal de contratos entre mayo y octubre de este año, presentado a principios de abril, que afecta a la totalidad de la plantilla.

Los argumentos que esgrime la dirección para justificar los despidos son las "fuertes pérdidas" económicas. Según fuentes de la compañía, el despido temporal fue provocado por la bajada de las exportaciones, principalmente al mercado estadounidense, donde las ventas suponen más del 50% de la producción total de la fábrica. La dirección también alegó entonces un incremento de las existencias.

El comité de empresa pone en duda estos argumentos y acusa a la dirección de "gestionar mal" el expediente. Precisamente, una de las condiciones pactadas en aquel documento era el compromiso por parte de la compañía de elaborar un plan de viabilidad basado en fabricar los productos de mayor valor añadido en Ripoll y producir fuera los más sencillos.

"Dicen que no les salen los números, pero de lo que se trata es de un caso claro de deslocalización", aseguró el representante de los trabajadores, Ramon Badia, que apunta que la mayor parte la producción se trasladará en breve a China. Por este motivo, el comité presentará el próximo lunes un informe contrario, en la primera de las reuniones que mantendrán ambas partes para negociar las condiciones de los despidos. Los sindicatos ya han anunciado que pedirán las máximas indemnizaciones posibles al tratarse de un caso de traslado de la producción a otro país para obtener mano de obra más barata. Los trabajadores también criticaron que el anuncio se produzca pocos días antes de las vacaciones, por la "incertidumbre" de quiénes serán los afectados.

Con más de 125 años de historia, Casals tiene 250 empleados repartidos en tres centros de trabajo: Talleres Casals, en Ripoll; Casals Ventilación, en Sant Joan de les Abadesses, dedicada a la fabricación de ventiladores industriales, y la sede comercial de Sant Joan Despí. El responsable del sector del metal de CC OO en Girona, Josep Serra, calificó el anuncio de "duro golpe" para la actividad industrial de la comarca del Ripollès, muy afectada también por la crisis textil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de julio de 2008