Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bernanke habla de incertidumbre, pero confía en más crecimiento

Ben Bernanke caminó ayer sobre una fina línea al exponer su visión sobre la coyuntura actual. El presidente de la Reserva Federal (Fed) reconoció que la incertidumbre y las dificultades persisten tanto en la economía como en el mundo financiero. Pero el alza de la inflación le impide tener claro qué política monetaria seguir a corto plazo, por lo que no tocará tipos.

La Fed ya no habla de una contracción en la actividad económica y ha revisado al alza sus previsiones para este año. La expansión será de entre el 1% y el 1,6%, frente al 0,3% y el 1,2% que anticipó en abril. El motivo es un segundo trimestre más fuerte de lo que se pensaba.

Wall Street tuvo una oreja pendiente de lo que decía Ben Bernanke en su comparecencia el Senado y otra en la rueda de prensa de George Bush en la Casa Blanca. El presidente de EE UU se esforzó por lanzar un mensaje de calma al mercado, asegurando que el sistema bancario es sano y mostrando su confianza en los pilares sobre los que se sustenta la economía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de julio de 2008