Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Agencia Valenciana de Alquiler coloca en el mercado 900 viviendas

La Generalitat gestiona casi 1.500 pisos promovidos por el sector privado

La Generalitat ha lanzado en los últimos meses una ofensiva política para promover viviendas de protección pública (VPP) después de años de reinado absoluto de la vivienda privada o de renta libre. Pero incluso comprar vivienda protegida en estos momentos representa un esfuerzo sobrehumano para algunas familias, a la vista de la crisis de liquidez que arrastran las entidades financieras.

Hasta mayo, el Consell otorgó 3.400 ayudas para jóvenes alquilados

La opción del alquiler cobra cuerpo y la Agencia Valenciana del Alquiler -ente vinculado a la Consejería de Medio Ambiente- tiene en cartera en estos momentos 900 inmuebles dispuestos para ser arrendados. Desde que abrió sus puertas en 2004, la agencia ha intermediado en el alquiler de 4.000 pisos. Esta entidad de la Generalitat gestiona la adjudicación de más de 1.450 viviendas protegidas en alquiler promovidas por el sector privado. A pesar de estas cifras, las ayudas se han quedado cortas.

El Consell aprobó hace escasas semanas un decreto que subvenciona con hasta el 10% de la renta anual el arrendamiento de una vivienda protegida. Según la Generalitat, el último plan de reforma del Plan Estatal de Vivienda del Gobierno central suprimió estas ayudas, que ahora han sido compensadas por la comunidad autónoma. La nueva normativa de vivienda aprobada por la Generalitat ha extendido las ayudas al promotor de este tipo de pisos protegidos. Así los empresarios pueden recibir desde los 6.000 hasta los 14.000 euros en función del municipio donde se construyan y del tiempo en que se esté alquilado. Una tercera medida, incorporada en este caso al Plan estatal de Vivienda, pero que estaba en vigor desde hace tiempo en la Comunidad Valenciana, es la figura del alquiler con opción de compra.

A punto de cerrarse el plan estatal, en vigor desde 2005 a 2008, el departamento autonómico de Vivienda ha hecho balance. Las solicitudes de pisos protegidos de nueva construcción destinado a ser arrendados, han ascendido en cuatro años a algo más de 4.000 solicitudes, de las que se han atendido 2.772.

En cuanto a las ayudas al alquiler dirigidas a los inquilinos, si el objetivo al inicio del plan era otorgar 4.000 ayudas se han solicitado más del doble (9.123) y se han tramitado y concedido algo más de 3.000. El objetivo en la concesión de ayudas a propietarios de viviendas libres para arrendar se estimó en 1.200; las solicitudes recibidas fueron 2.069, de las que están reconocidas algo más de una cuarta parte.

El último balance sobre la tramitación de la renta básica de emancipación en la Comunidad Valenciana (subvenciones dirigidas a los jóvenes), indica que la Generalitat ha aprobado hasta finales de mayo 3.400 de estas ayudas, algo menos de la mitad de las solicitudes oficiales. Valencia es la provincia donde más ayudas se han concedido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de julio de 2008