Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los nombres de 3.588 asesinados

Las universidades presentan los primeros datos de la represión en el 36

3.588 personas, más de la mitad (53,3%) sin juicio de ningún tipo, fueron asesinadas en Galicia entre el 18 de julio de 1936 y el 1 de abril de 1939 a manos de los sublevados fascistas. Éstos son los primeros datos extraídos del proyecto As vítimas, os nomes, as voces e os lugares, que las tres universidades y la Consellería de Cultura desenvuelven desde 2006 y cuyo trabajo se alargará hasta el año que viene. "Todavía no hemos entrado, por ejemplo, en todos los libros de cárcel", explicó ante la prensa el investigador principal y catedrático de Historia Lourenzo Fernández Prieto, "así que hablamos de un total relativo. No es exagerado decir que los muertos superen los 4.000".

Para el primer avance de los números de la represión, los historiadores involucrados en As vítimas, os nomes... sólo han hecho pública la cifra contrastada de asesinados. Del vaciado de las causas militares de la IV Región Militar, de todos los registros civiles de los ayuntamientos gallegos, de la bibliografía existente y de 349 entrevistas orales -en Galicia, Asturias, Cataluña, Cuba, Argentina y Uruguay- procede la certificación de las ejecuciones de 77 mujeres y 3.511 hombres.

"Se trata de una cifra relativa, el número de muertos puede superar los 4.000"

"Es importante explicar la lógica de los primeros momentos del golpe", afirmó Fernández Prieto, "porque ahí se fundó el régimen lo que sucedió". Y esa lógica muestra que, entre agosto y diciembre de 1936 ocurrieron la mayor parte de las muertes registradas. "Hay un pequeño repunte en noviembre de 1937, con la caída del frente de Asturias", señaló Prieto. Vigo (347 asesinados), Ferrol (262) y A Coruña (258), Ourense (71), Pontevedra (68) y Tui (58) fueron las localidades que más sufrieron el ensañamiento de los sublevados.

El catedrático, que insistió en el "rigor metodológico" de un trabajo "tras el cual se encuentra la revisión de todos los procesos", se refirió a la juventud de "quienes llevaron adelante la represión. Esa es una de las razones de la larga duración del franquismo". Y entre las víctimas, personas de 11 a 84 años. "Una niña que murió en las barricadas de Lavadores es la asesinada de menor edad de la que tenemos constancia", relató el investigador Andrés Domínguez. "Los rebeldes eliminaron, sobre todo, a los más poderosos, políticos republicanos o líderes obreros, y a los más pobres", expuso Fernández Prieto, que recordó que la represión se cebó en los altos mandos del ejército en la etapa republicana.

Pero As vítimas, os nomes... no contabiliza únicamente los muertos. 7.403 personas (274 mujeres y 7.129 hombres) fueron procesados por los golpistas durante los tres años de Guerra Civil. "La represión constituyó la forma de terror para imponer el golpe", indicó el investigador principal, antes de asegurar el carácter singular del proyecto. "Hasta ahora no hubo este tipo de investigaciones en el Estado", dijo, "excepto en Cataluña y Aragón, que sí han contabilizado las víctimas". Para Fernández Prieto, no ha lugar a polémicas: "Somos historiadores y estudiamos la represión igual que estudiamos la desamortización de Mendizábal. Lo que pasa es que en Galicia vamos retrasados y no se hizo a los 50 años de la guerra, tuvimos que esperar a los 70. Pero nuestro trabajo es convertir la Guerra Civil en historia".

Todas las cifras, los números, los nombres, las entrevistas, se pondrán a disposición pública, en una base de datos de la represión, en cuanto se finalice el trabajo de campo. La conselleira de Cultura, Ánxela Bugallo, apuntó que el plazo depende de la habilitación de herramientas técnicas. "As vítimas, os nomes... se ha convertido en un modelo para las investigaciones fuera del país", opinó Bugallo, para quien los números "contradicen el tópico de que el pueblo se rindiera frente al alzamiento y demuestran que el país quedó descabezado. La represión cayó sobre los menores de 45 años".

El proyecto interuniversitario cuenta, desde este mes, con un anagrama identificativo diseñado por Isaac Díaz Pardo. La Consellería de Cultura invertirá un total de 635.000 euros "en un programa que busca recuperar la memoria y dignificar a los represaliados gallegos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de julio de 2008