Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clausurado un apartamento turístico ilegal en el Casc Antic, denunciado hace 5 años

"El calvario empezó hace cinco años pero en los dos últimos es imposible dormir. Muebles y camas arriba y abajo de madrugada, llamadas al timbre...". María Ángeles Vázquez había denunciado en todos los sitios posibles la jarana del entresuelo segunda y del segundo segunda. Su piso está justo en el medio en una vieja finca de la calle del General Álvarez de Castro, en el Casc Antic de Barcelona. El entresuelo segunda en cuestión fue clausurado ayer por la Guardia Urbana después de que el Distrito ordenara el cese de actividad de lo que funcionaba como apartamento turístico sin tener licencia.

Una orden que no fue atendida por la propietaria, que vivió en esa finca hasta que se jubiló. Wellcome to Barcelona, con foto panorámica de la ciudad, se podía leer en la entrada del piso. "En el de arriba desde hace una semana no se oye nada, pero el problema era el mismo", añade la vecina.

El piso, de unos 80 metros cuadrados, se anunciaba por Internet como apartamento turístico que se alquilaba por días. De acuerdo con la publicidad, la capacidad era de siete personas, aunque los vecinos sostienen que había camas para nueve. "A 35 euros por noche y persona está claro que se hace dinero. Y no me parece mal, pero no a costa de nuestra salud y vida", insistía la denunciante.

El caso de esa finca del Casc Antic era conocido por la concejal del Distrito, Itziar González, y por el alcalde de la ciudad, Jordi Hereu, que el pasado mes de junio recibió a un grupo de 10 personas que habían denunciado casos flagrantes de apartamentos turísticos ilegales en diferentes barrios de Ciutat Vella. como Gòtic, Casc Antic y Raval. Es una actividad que ha crecido de forma importante en los últimos años. Hace un mes, aproximadamente, el Distrito clausuró otro apartamento turístico ilegal en la calle del Hospital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de julio de 2008