Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Opacidad municipal

Oposición y vecinos critican que el Ayuntamiento de Barcelona haya ocultado la grave herida de su jefe de policía

Las asociaciones de vecinos, Convergència i Unió y el PP arremetieron ayer contra el Ayuntamiento de Barcelona de opacidad en el grave incidente que le ha costado el bazo al jefe de la Guardia Urbana, Xavier Vilaró.

El Consistorio ha tardado cinco días en hacer público el altercado del domingo pasado en la plaza de Espanya de la capital catalana, en las celebraciones de la Eurocopa, en el que resultó herido Vilaró durante la actuación policial conjunta con los Mossos d'Esquadra.

El Ejecutivo local "desconoce oficialmente" cómo ocurrió el accidente

Y una vez hecho público el suceso, no confirma ni desmiente si el fuerte golpe que recibió Villaró en el abdomen se lo propinó una pelota de goma lanzada por los grupos antidisturbios de los Mossos, para dispersar a un grupo de hinchas violentos, u otro motivo. Un portavoz señaló ayer que el Consistorio barcelonés "desconoce oficialmente" cuál es el origen de la lesión de su máximo jefe de la policía local. Fuentes de los Mossos coincidieron en que se desconoce el origen del incidente, pero señalaron que no hay ninguna investigación abierta.

Este desconocimiento que alega el Ayuntamiento ha sentado mal en la Federación de Asociaciones de Vecinos y Vecinas de Barcelona (FAVB). "Han pasado cinco días antes de que se hiciera público el accidente que sufrió el jefe de la Guardia Urbana de Barcelona", criticó ayer la entidad. La nota del Ayuntamiento del pasado viernes, cuando dio a conocer que Vilaró había tenido que ser operado esta semana para extirparle el bazo por la grave lesión, "no reconocía alteraciones ni altercados cuando los bomberos tuvieron que hacer 80 salidas", añaden los vecinos, para los que "esta falta de transparencia informativa resulta intolerable en el seno de una sociedad democrática y madura".

El portavoz municipal de CiU, Joaquim Forn, también cargó contra el "ocultismo" del Ejecutivo municipal. La lesión de Vilaró resulta "muy grave porque es el máximo responsable" de la policía local, según Forn. Por ello, reclamó "que se investiguen y aclaren los hechos, cómo se produjeron y si hay responsabilidades por parte de algún representante de algún cuerpo policial".

Los vecinos también pusieron el dedo en la llaga: "la descoordinación de los cuerpos policiales no es una nueva en nuestra ciudad; las consecuencias, como se ha visto en esta ocasión, pueden llegar a ser dramáticas". La FAVB pide, por ello, que en asuntos de orden público actúe un solo cuerpo y que la Urbana limite su labor a la de "policía de proximidad".

Vilaró, evoluciona "favorablemente" tras ser operado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital del Mar. Los incidentes se saldaron con siete detenciones, en varios puntos de la ciudad, por desórdenes públicos y daños materiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de julio de 2008