Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paz entre las herederas de Pavarotti

La viuda y las hijas alcanzan un acuerdo sobre la herencia

Han firmado. Las herederas del tenor italiano Luciano Pavarotti, fallecido el 6 de septiembre de 2007, a los 71 años, han llegado a un principio de acuerdo. Nicoletta Mantovani, la viuda, ha renunciado a la casa de Pesaro, residencia veraniega, en favor de las tres hijas mayores del tenor, según informó ayer su abogada Anna Maria Bernini. Sin embargo, este primer acuerdo no soluciona todos los problemas. La abogada no precisó si los bienes americanos del tenor se dividirán entre todos los herederos.

En una primera versión de su testamento, Pavarotti distribuía equitativamente las propiedades entre sus tres hijas mayores, su segunda esposa y su hija Alice, de cuatro años. Pero la existencia de una segunda versión, redactada pocos días antes de morir y que atribuía exclusivamente a Nicoletta Mantovani tres apartamentos en Nueva York así como diversos bienes por un montante en torno a 15 millones de euros, suscitó la polémica. La fiscalía de Módena abrió una investigación para determinar si Pavarotti estaba consciente cuando modificó el testamento. No existe un recuento oficial de la fortuna de Pavarotti. Según los diarios italianos varía entre 30 y 200 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de julio de 2008