Reportaje:

Madrid toma la tensión al petróleo

La escalada del precio del crudo enfrenta a países productores y consumidores en el congreso mundial del sector, que se celebra esta semana en la capital

El mercado del petróleo, inmerso en una espiral de precios al alza desde el verano pasado, se pone al rojo vivo con cualquier nueva depreciación del dólar (que abarata las apuestas de los inversores) o conflicto político que amenace el suministro (el margen entre oferta y demanda es cada vez más estrecho). Las declaraciones de los representantes de los países productores o de los ejecutivos de las grandes petroleras se escrutan al milímetro. Y ahora todas las miradas convergen en Madrid, donde se celebra esta semana la decimonovena edición del Congreso Mundial del Petróleo.

Más información
Verano de 2008
La OPEP insiste en que el problema del precio del crudo no es una escasez de oferta

En los pabellones de Ifema, el recinto ferial de la capital, se reunirán hasta el jueves más de 3.000 delegados, con una representación de máximo nivel de los países productores, los países consumidores y las multinacionales petroleras. Tienen prevista su asistencia, entre otros, el director de la Agencia Internacional de la Energía, Nobou Takana, el secretario general de la OPEP, Abdallá Salem El Badri, el ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Ali Al Naimi, o los primeros ejecutivos de las petroleras ExxonMobil, Shell, Total y Repsol.

Productores, consumidores y empresas llevan meses enzarzados en una intensa polémica sobre las razones de la escalada del precio del crudo, que el pasado viernes superó los 142 dólares por barril. Hace una semana, los ministros de Energía de 36 países se reunieron en Yeddah (Arabia Saudí) para analizar cómo atajar el alza del precio, que acelera la inflación en todo el mundo. Pero apenas hubo resultados. Sólo Arabia Saudí se comprometió a aumentar su producción este verano (500.000 barriles diarios más, hasta rondar los 10 millones de barriles); el resto de países productores rechazaron aumentar su cuota y culparon a los especuladores financieros de la subida del precio. Una idea en la que insistió ayer el ministro de Petróleo de Qatar, Abdullah Al-Attiyah: "No hay falta de suministro, el precio no tiene correlación con el nivel de oferta, que es suficiente".

Los que no estarán en los pabellones de Ifema serán los colectivos que participaron este fin de semana en el Encuentro Social Alternativo al Petróleo (ESAP). Grupos ecologistas, sindicatos, movimientos sociales y ONG reivindicaron un modelo energético menos dependiente del petróleo y recordaron la responsabilidad de grandes compañías en desastres medioambientales y expolios a comunidades indígenas.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS