Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 400 policías vigilarán Colón en la final de la Eurocopa

70 sanitarios estarán en la plaza para atender a los seguidores de la selección

La policía reforzará el número de efectivos que vigilarán la celebración de la final de la Eurocopa en la céntrica plaza de Colón. Más de 400 agentes estarán distribuidos desde primera hora de la tarde en los alrededores de este recinto para evitar que se produzcan altercados durante el partido que enfrentará a la selección española con la alemana. Unos 70 sanitarios del Samur-Protección Civil permanecerán para atender a los seguidores.

El dispositivo de vigilancia estará formado por cuatro grupos de la Unidad de Intervención Policial (UIP, más conocidos por antidisturbios), lo que supone unos 200 agentes. A ellos se unirán un centenar de efectivos de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, denominados centauros (unidad de noche) y zodiacos. También habrá policías de la Brigada de Información, dedicados a la lucha antiterrorista y contra bandas violentas. La Policía Municipal desplazará a unos cien agentes, que se encargarán de controlar la entrada a la plaza con cacheos y registros de los bolsos y mochilas.

Estos efectivos se desplazarán a la plaza de Cibeles y de Neptuno, en caso de que la selección española gane la Eurocopa. Sendas plazas serán valladas por el Ayuntamiento para evitar que los aficionados se suban a los monumentos. El Samur instalará dos hospitales de campaña y mandará 10 ambulancias a Colón. Estos servicios estarán apoyados con seis equipos a pie.

Unos 200 policías municipales y de agentes de Movilidad controlarán el centro de la ciudad el próximo lunes, cuando los jugadores de fútbol de la selección española lleguen a la capital procedentes de Austria, tras disputar el partido final de la Eurocopa. Está previsto que el autobús descapotable lleve a los deportistas de la terminal 4 de Barajas hasta la plaza de Colón hacia las ocho de la tarde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de junio de 2008