Crítica:
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Tiempo al tiempo

Puede parecer una afirmación exagerada, pero no lo es: Nacho Vigalondo ha hecho la primera película española genuinamente adscrita al género de la ciencia-ficción. Podría sonar como un chiste decir que Los cronocrímenes es la mejor película de ciencia-ficción en la historia del cine español, porque este debut no tiene modelos con los que batirse y / o medirse. Por eso es mejor mantenerse en los márgenes de la prudencia: el trabajo de Vigalondo nace de la convicción de que el género no se define a través de su iconografía, sino en su médula conceptual.

Revisando Los cronocrímenes resulta tan fácil entender su poder de seducción fuera de nuestras fronteras -su trama es un rompecabezas que va articulando sus piezas con pasmosa precisión- como la perplejidad que suscita en algunos espectadores -Vigalondo parece jugar al vaciado de carisma, al distanciamiento y al humor minimal, helado y desconcertante-. A esta miniatura esquinada de viajes en el tiempo hay que darle, precisamente, tiempo, volver a ella para descubrir los matices de su juego, sus múltiples lecturas, entre la metaficción (su desmontaje de situaciones y arquetipos es soberbio) y la metáfora psicoanalítica (el héroe de la película construye y destruye su propia fantasía sexual para sobrevivir). Hay mucha tela (teórica) que cortar en Los cronocrímenes: lo mejor es iniciar la partida rindiéndose a su rara inteligencia.

LOS CRONOCRÍMENES

Dirección: Nacho Vigalondo.

Intérpretes: Karra Elejalde, Bárbara Goenaga, Candela Fernández,

Nacho Vigalondo.

Género: ciencia-ficción. España, 2007.

Duración: 88 minutos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS