138 grupos compiten para el reparto de parques eólicos

La demanda multiplica por diez los megavatios a adjudicar en el concurso

Diez aspirantes para cada uno de los mil aerogeneradores que se instalarán en Galicia en el horizonte del 2012. Ése es el saldo de las propuestas recibidas en la Consellería de Innovación e Industria una semana después de cerrarse el plazo para adjudicar una potencia de 2.325 megavatios, en el mayor concurso público de toda la legislatura. El departamento que dirige Fernando Blanco da por concluido el proceso de recepción de plicas con un balance de 138 grupos promotores que solicitan la instalación de hasta 24.590 megavatios, que multiplican por diez la potencia eólica a adjudicar.

La potencia pedida multiplicaría por 17 la que tiene la central de As Pontes

Con todas las propuestas sobre la mesa, serían un total de 10.700 los aerogeneradores a instalar. Comienza ahora la fase de criba de las peticiones y el análisis de los planes industriales que se proponen en cada una de las iniciativas, de la que se encargará una comisión integrada por técnicos de la propia consellería y cuyos primeros resultados se conocerán en agosto. A pesar de que cuando se inició el recuento del concurso las previsiones apuntaban más alto, el departamento que dirige Blanco muestra su satisfacción por el nivel de los solicitantes y la solvencia de las empresas que se presentan, entre las que destacan grandes grupos y entidades financieras.

Al margen de los compromisos inversores aparejados a las peticiones de megavatios, uno de los requisitos implícitos en las bases del concurso que ha servido de freno a las empresas, y a la vez de primer filtro para la Administración gallega, ha sido la exigencia sobre los fondos propios a acreditar por parte de los concursantes. El capital y reservas de cada una de las sociedades que concurren tiene que representar obligatoriamente el 20% del total de la inversión para la puesta en marcha de los parques. Esta condición, apuntan fuentes del sector, ha retraído finalmente a muchas empresas a la hora de concurrir.

De la dimensión de la convocatoria da idea que finalmente las propuestas presentadas darían para levantar más de 600 parques cuando serán 60 o 65 los que se adjudicarán. La potencia solicitada, esos 24.590 megavatios, equivale a multiplicar por diecisiete la dimensión de una central como la térmica de Endesa en As Pontes, que cuenta con 1.400 megavatios y es capaz de cubrir el 5% de la demanda eléctrica nacional.

Propuestas de grupos como Unión Fenosa fueron de las últimas en recibirse en la Consellería de Innovación e Industria, mientras que otros promotores eólicos acaban de revelar sus planes. Entre ellos, el que lidera la cooperativa Feiraco, junto a otras tres (Colaga, Os Irmandiños e Icos), que se han unido en el proyecto Ventos Cooperativos para la construcción de ocho parques. En conjunto, plantean una inversión de 498 millones si se hacen con 357 megavatios de potencia eólica.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Todas las cooperativas que participan en el concurso fueron tanteadas el año pasado por la Administración gallega para conformar un grupo lácteo capaz de alcanzar la dimensión suficiente para competir con las grandes compañías del sector, siguiendo el modelo de la asturiana Clas, sin que hasta el momento se hayan dado los pasos necesarios en esa dirección. Las gestiones para conformar el grupo, lideradas desde la Consellería de Medio Rural, persiguen la vieja aspiración de superar el minifundismo del sector en Galicia.

Otra de las iniciativas que tiene sobre la mesa el conselleiro pasa por la aplicación del hidrógeno a los parques eólicos para lograr que la energía producida se pueda almacenar. En fase de investigación, Gas Natural, que se ha presentado al concurso, estudia actualmente la viabilidad de esta técnica en Galicia, en el complejo eólico de Sotavento, entre los municipios de Xermade (Lugo) y Monfero (A Coruña). "Si técnica y económicamente resulta viable, podremos aplicarlo a los nuevos parques eólicos", señalan fuentes del grupo.

La Consellería de Innovación trabajará en el diseño y ejecución de un centro de coordinación para la generación eólica, lo que se denomina "despacho delegado", órgano de control y coordinación de la energía producida en los parques.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS