Una inyección económica de la Xunta reflotará la Semana Verde

De nuevo, la Semana Verde salvará la vida por una transfusión de dinero público. Ayer, en el Parlamento, la alcaldesa de Silleda, Paula Fernández, fue convocada a una reunión con el conselleiro de Economía, Fernández Antonio, y el de Presidencia, Méndez Romeu. Los políticos acordaron aprobar en un plazo de "entre 15 días y un mes" unos nuevos estatutos para el gobierno del recinto ferial silledense.

Pero además se comprometieron a garantizar la continuidad de la actividad, al menos hasta noviembre, cuando se celebre la Semana Verde, a través de una "aportación económica". La cuantía de esta subvención se conocerá cuando Economía termine de evaluar las cuentas presentadas junto con el plan de viavilidad del recinto.

Respecto a los estatutos, Fernández adelantó que se "reducirá el número de miembros del patronato" para que funcione con más "agilidad y eficacia". Además, se acordará que el presidente de la Fundación Semana Verde no pueda dirigir al mismo tiempo el patronato y "no cobre" por los dos cargos. "Se buscará una dirección más profesional", dijo la alcaldesa, frente a la que ahora ejerce José Maril.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS