EHAK aclara que sus críticas a la consulta no suponen un voto en contra

La portavoz de EHAK, Nekane Erauskin, explicó ayer que las críticas de su grupo a la propuesta de consulta del lehendakari no implica que vayan a votar en contra del proyecto cuando sea debatido en el Parlamento vasco. Erauskin ha dicho que las críticas dan pie a "entender que sí o que no". Entiende que el proyecto de consulta del Gobierno vasco resulta ineficaz para "solucionar el conflicto político" porque, según ha argumentado, "tiene su inicio y su final en el marco autonómico y está concretada en asegurar este marco constiucional". Para EHAK, la consulta es un instrumento útil que debe ser utilizado para someter a la opinión de los vascos un acuerdo suscrito por los agentes políticos y sociales que "reconozca a Euskal Herria como sujeto". En cuanto a si estas críticas presuponen un voto en contra, Erauskin dice que "no tiene por qué entenderse eso, se puede entender que no y también se puede entender que sí. Cuando tengamos la decisión y la queremos comunicar, la comunicaremos", ha dicho. Erauskin también se refirió al proceso de ilegalización de de EHAK y ANV y lo consideró "una farsa jurídica para criminalizar a la izquierda abertzale".

Por otra parte, el sindicato Manos Limpias interpuso ayer un recurso contecioso ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco contra el acuerdo del Gobierno vasco en el que se aprobó el proyecto de ley de convocatoria de una consulta popular. Este sindicato solicita, como medida cautelar, la suspensión del acuerdo. El sindicato considera que el acuerdo del Gobierno vasco es "nulo de pleno derecho, al dictarse por órgano manifiestamente incompetente, por invadir competencias del Gobierno central y por entrañar un presupuesto ilícito penal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de junio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50