Tres centrales se alían para adelantar la jubilación de policías

"No podemos garantizar una buena seguridad con agentes de 60 años"

La jubilación anticipada de los agentes de las policías autonómicas y locales, que suman a unos 100.000 agentes en toda España, es una de las cuestiones que quedó pendiente de la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero. Después de la participación de las diferentes administraciones y sindicatos en la comisión no permanente de seguimiento del Pacto de Toledo el pasado año, este organismo, que fija las condiciones del sistema español de pensiones, debe emitir un informe sobre la anticipación de la jubilación para ese sector. Esa vía se puso en funcionamiento tras el rechazo en el Congreso el pasado 22 de noviembre de una enmienda auspiciada por el PNV para equiparar a las policías integrales.

Los principales sindicatos de las policías autonómica vasca (Erne), catalana (Sindicat de Policies de Catalunya) y navarra (Sindicato de Policía Foral), llevan más de un año en su campaña de contactos en todos los ámbitos, incluido el gubernamental, para lograr que ertzainas, mossos y forales puedan jubilarse anticipadamente en iguales condiciones que policías y guardias civiles (a los 60 años). La Confederación de Seguridad Local ha dado a conocer un estudio realizado en más de 600 municipios que suman unos 40.000 agentes municipales que avalaba la necesidad de aplicar "coeficientes reductores en el cálculo de la edad de jubilación para lograr un adecuado relevo generacional" que suponga una mejora del servicio público de seguridad.

El pasado 29 de mayo, las federaciones de Servicios Públicos de CCOO, UGT y CSI-CSIF firmaron un acuerdo de unidad de acción para instar las modificaciones legales oportunas y lograr "el reconocimiento del adelanto de la edad de jubilación de los empleados públicos que componen los colectivos policiales, como parte esencial para la necesaria consecución de mejorar la calidad del servicio público".

Esta idea fue uno de los argumentos repetidos ayer en la presentación en la capital vizcaína de dicho pacto tanto por los líderes de las federaciones de servicios públicos de CCOO y UGT, Juan Carlos Rodríguez de la Coba y Fernando Cabezuelo, respectivamente, como por el responsable de Administración Local de CSI-CSIF, Gregorio Sualdea. "No podemos garantizar una buena seguridad con policías de más de 60 años", recalcaron. La ventanilla en la que todos estos sindicatos y los gobiernos con policías integrales (Euskadi, Cataluña y Navarra) vienen depositando sus reivindicaciones es la del secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado. La aprobación en marzo de la jubilación anticipada para los 20.000 bomberos (con 59 años si han cotizado un mínimo de 35 años a la Seguridad Social) parece ser la vía que puede solucionar la reivindicación de las centrales policiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 16 de junio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50