Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El baile de San Simón

250 artistas de la danza de todo el mundo se reúnen en la isla de la ría de Vigo

Las islas que cantaron los poetas galego-portugueses de la Edad Media andan revolucionadas. Una pequeña ONU altera la quietud de siglos y conjura el destino trágico que la Guerra Civil y la dictadura confirieron al archipiélago de San Simón, que fue presidio y última morada para muchos represaliados republicanos. 250 artistas, programadores culturales e investigadores especializados en artes escénicos llegados de Europa, América del Sur y hasta de Tanzania y Senegal participan desde ayer en el certamen Mov-s, un encuentro auspiciado por el Mercat de les Flors de Barcelona.

Con veinte años de historia a sus espaldas, la institución catalana se reconvirtió en Centro para las Artes del Movimiento en fechas recientes y, con el afán de convertirse en referente para la danza, sus responsables idearon el encuentro Mov-s para reunir en un mismo espacio a las partes implicadas en la creación y difusión de esta disciplina artística. Aliados con su homólogo gallego, el Centro Coreográfico Galego (CCG), la segunda edición se celebra estos días en las islas redondelanas.

La lluvia recibió a los asistentes, que pudieron pasar el chubasco de bienvenida a cubierto, ya que las mañanas en San Simón son para teorizar sobre aspectos como la falta de una estructura de mercado, la creación de sinergias entre los artistas como método fundamental de aprendizaje y su posicionamiento en el mundo global en el que los conceptos de centro y periferia dependen del hemisferio desde el que se hable. El programador alemán Dieter Jaenicke recordó que han sido las instituciones culturales las que han tendido puentes hacia el intercambio cultural antes que embajadas y consulados.

"En estos tiempos, parece que son los políticos quienes hacen espectáculos para entretener mientras que los artistas aportan ideas", llegó a manifestar el coreógrafo portugués Rui Horta, creador de un solicitado programa de residencias artísticas. El análisis alcanzó a los parámetros del contexto creador y a la comunicación. El gallego Mateo Feijóo, director artístico del espacio teatral Laboral Escena, en la Ciudad de la Cultura de Gijón, reclamó la construcción de entornos de estímulo y respeto para favorecer la creación de artistas jóvenes. Relató su experiencia profesional al frente del primer teatro institucional de Asturias, en el que funciona un equipo para formar a público y a medios de comunicación locales en la recepción de las propuestas de vanguardia.

En el Mov-s también hay tiempo para la contemplación de espectáculos, a cargo de artistas gallegos, porque otro de sus objetivos es hacer visible la escena gallega para los que vienen de fuera, según explicó la directora del CCG, Natalia Balseiro. "La danza contemporánea en Galicia está viviendo un momento bonito, de viento fresco", aseguró el director del Mercat de les Flors, Francesc Casadesús.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de junio de 2008