Intersindical reclama un ámbito autonómico de relaciones laborales

El sindicato reivindica su independencia y clama contra la jornada de 65 horas

Intersindical Valenciana, la confederación constituida en 2002 como resultado de la fusión del Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament del País Valencià, del Sindicat de Treballadors de la Administració y de la Plataforma Unitària de Treballadors, reinvindicó ayer con ocasión de su tercer congreso ordinario en Valencia "un marco valenciano de relaciones laborales".

El sindicato "asambleario y plural" aprovechó la ocasión para subrayar su independencia respecto a cualquier formación política y su vocación netamente nacionalista.

Intersindical Valenciana acaba de firmar "cartas de relaciones" con Igeva y AFID, dos agrupaciones de trabajadores interinos de la Administración, y con el Col.lectiu Autónom de Treballadors (CAT), que absorvió al antiguo Sindicato de Administración Pública de CGT, con vistas a una futura "convergencia".

En la actualidad, los responsables de Intersindical Valenciana aseguran representar a 15.000 afiliados en toda la Comunidad Valenciana a través de 400 delegados, en su mayoría en áreas como Educación, Administración de la Generalitat, Sanidad, Correos o Justicia.

Al congreso acudieron representantes de organizaciones paralelas de toda España que destacaron la solvencia de la confederación valenciana y se esforzaron por usar el valenciano en sus intervenciones.

La reciente directiva de la Unión Europea que eleva la jornada laboral a 65 horas semanales fue objeto de duras críticas a lo largo de los dos días de sesiones del congreso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS