Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Touriño acusa a Villar Mir de estar detrás de la protesta de Serrabal contra el AVE

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, aseguró ayer que el empresario Juan Miguel Villar Mir, propietario de la sociedad que explota la mina de Serrabal, tiene "una alta responsabilidad" en las movilizaciones que están impidiendo la entrada en los terrenos de la concesión de los trabajadores que están construyendo la línea de AVE entre Santiago y Ourense. "No me cabe la menor duda", subrayó Touriño, que además exigió al empresario que no prime "intereses de escasa o ninguna legitimidad" sobre los del conjunto de los ciudadanos. Los trabajadores de la mina, recordó, saben que el futuro de la explotación "no está en riesgo" y que "se cumplieron todos los procedimientos legales" antes de autorizar el trazado definitivo de la línea ferroviaria. Ahora "toca ejecutar" las obras.

Durante la rueda de prensa posterior al Consello semanal de la Xunta y en respuesta a las preguntas de los periodistas, Touriño también se refirió en términos muy críticos al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. Primero en relación con la decisión de la Fiscalía de recomendar el sobreseimiento de la causa judicial abierta a instancias del PP en torno a la actuación de la Xunta en la adjudicación de las obras de la autovía del Barbanza. El presidente, siguiendo los argumentos del ministerio público, sugirió que la presentación de la querella obedeció a intereses políticos y consideró "obligada" una explicación "clara y nítida" por parte de Feijóo. Aunque dada "su forma de hacer oposición", añadió, no espera que el líder del PP rompa su "clamoroso silencio".

Touriño también criticó el comportamiento del jefe de la oposición en relación con las movilizaciones del sector pesquero y le acusó de haber adoptado una actitud "gravemente irresponsable" al alentar comportamientos como el que tuvo lugar el miércoles "dentro y fuera del Parlamento de Galicia".

Más explícito se mostró el PSdeG, según el cual el PP fue "colaborador necesario", "incitador" y "soporte de las actuaciones agresivas" contra el Parlamento protagonizados por manifestantes del sector pesquero. Los socialistas afirman que fue el partido de Feijóo quien invitó al pleno "al mismo grupo de personas que causaron gravísimas alteraciones del orden público". El PP, subraya el comunicado del PSdeG, se está "deslizando por una gravísima deriva antidemocrática".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de junio de 2008