La primera gran protesta ante la crisis

Los mercados centrales sufren desabastecimiento de fruta y pescado

Algunas grandes cadenas sólo han recibido un 10% de la mercancía habitual

El comercio vive al límite. Muchos productos frescos se han agotado ya en los mercados centrales y en las tiendas. Asedas, asociación que representa más del 50% de la superficie comercial en España, con cadenas como Mercadona, Eroski y Sabeco, asegura que sus centros sólo han podido mover un 10% de los vehículos que normalmente les sirven mercancía. Por ese motivo, presentan "un nivel de desabastecimiento importante en producto perecedero". El pequeño comercio presenta una situación similar.

Más información

La carestía amenaza también a otros productos básicos. Los colegios oficiales de farmacéuticos avisan de que el conflicto "puede llegar a afectar al correcto abastecimiento de los almacenes de distribución y, por extensión, a las farmacias".

En las gasolineras, la situación fue ayer similar a la del martes: menor demanda, menos colas y suministro suficiente, excepto en zonas concretas. Por comunidades, según fuentes de las petroleras, las más afectadas fueron Cataluña, Valencia y Andalucía. En la noche del martes y la mañana del miércoles se detectó una mayor actividad de los piquetes y se generalizó la imagen de los convoyes escoltados.

Fuentes de Repsol manejaban ayer los siguientes datos: el 27% de sus estaciones de servicio (3.600 en total) estaban afectadas por el paro, el 85% se encontraba en funcionamiento y alrededor de 500, fuera de servicio. Pese a registrarse cierto descenso en la demanda, Repsol repuso un 20% más de carburante que en un día normal.

Con todo, el mayor desabastecimiento comienza en los mercados centrales y se extiende al comercio minorista. Ésta es la situación por comunidades:

- Madrid. Prácticamente no han entrado productos frescos en Mercamadrid en las últimas horas. La cantidad ha caído un 91% respecto a la semana pasada, según datos del mercado central. La escasez de verduras y de pescado azul es "casi total", frente a la carne y el pescado congelado, que están "suficientemente abastecidos".

- Cataluña. La oferta de pescado, fruta y hortaliza en Mercabarna era ayer del 15% respecto a un miércoles normal. Con todo, los mayoristas confían en llegar a final de semana. La afluencia de camiones fue muy escasa. "De algunos productos no queda nada; en otros, la oferta es del 40%. Se nota la falta de verdura", decía ayer Casimiro Llorens, presidente de la Asociación de Gremios de Mayoristas de Frutas de Barcelona. En pescado, las cámaras están al 10% de capacidad y el matadero no funciona desde el lunes.

- Andalucía. La mayoría de mercados centrales acusan la crisis y el descenso de productos ya es patente, sobre todo en la carne y el pescado. En Mercasevilla hace ya tres días que no entran camiones pesados. Mercajerez se encuentra al 70% de su capacidad, pero no hay pescado. Mercacórdoba ha recibido un tercio de lo que llega en un día normal, con lo que los precios suben. En Almería faltan carne y pescado. En el mercado central de Málaga, la entrada de frutas y hortalizas ha caído un 83% y la de pescado, un 93%. En el mercado de El Carmen de Huelva, el 90% de sus 71 puestos de pescado están cerrados. Mercagranada se quedó sin pescado fresco.

- Galicia. Sólo siete lonjas funcionan con normalidad. La mayoría de A Coruña y Lugo están cerradas y los mercados notan más que ayer la escasez de género. En Coruña sólo tienen pescado fresco los puestos que venden marisco o especies procedentes del caladero Gran Sol. En la plaza de Abastos de Santiago de Compostela, muchas pescaderas ni han abierto sus puestos.

- País Vasco. En Mercabilbao todavía hay productos para aguantar los próximos días, según un portavoz de la entidad. La verdura sí que empieza a ser escasa y sobre todo más cara. El grupo Eroski, responsable del 10% de las ventas en grandes superficies en España, asegura que en sus tiendas no queda pescado fresco y escasea el pollo.

- Comunidad Valenciana. Mercavalencia se encuentra oficialmente funcionando "al 80%". Y sólo hay piquetes de forma esporádica. El tránsito de camiones es, en la práctica, muy reducido, según los trabajadores que controlan los accesos. Los comerciantes aseguran que Mercavalencia funciona desde el lunes, básicamente, con reservas. Y que van ellos mismos a por los productos porque los distribuidores no se arriesgan.

Con información de Serafí del Arco (Barcelona), Javier Martín-Arroyo (Sevilla), Anna Flotats (Santiago), Karim Asry (Bilbao), Ignacio Zafra (Valencia), Santiago Carcar y Lucía Abellán (Madrid).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de junio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50