La Generalitat cede cinco pisos intestados a asociaciones

La Generalitat ha cedido el uso de cinco pisos intestados, procedentes de propietarios que fallecen sin legarlos a nadie y sin herederos, a entidades de la Red de Viviendas de Inclusión, que gestiona la Fundació un Sol Món, la obra social de Caixa Catalunya. La Administración catalana y la entidad firmaron ayer un convenio por el cual la primera mantendrá la propiedad de las viviendas, pero cederá su uso a las asociaciones sin ánimo de lucro que gestionan la Red de Viviendas de Inclusión.

Hasta ahora, los pisos intestados que recibía la Generalitat, entre 15 y 20 al año, se vendían para obtener liquidez, que también se repartía entre ONG. Actualmente la Red de Viviendas de Inclusión gestiona 406 pisos de 91 asociaciones, entre ellas la fundación de Cáritas y Prohabitatge.

Son pisos que albergan a personas sin techo, inmigrantes sin papeles, toxicómanos, jóvenes tutelados por la Administración, víctimas de la violencia sexista o personas que salen de la cárcel: ciudadanos que necesitan un alojamiento temporal como último escalón en su proceso de reinserción social. De ahí que sean pisos con algún tipo de tutela, ya sea con la presencia permanente de educadores o con supervisión más o menos esporádica.

La Generalitat espera ceder otros 15 pisos a la red hasta finales de este año. Los cinco cedidos ayer están en el área de Barcelona y la primera corona metropolitana.

Sobre la firma

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción