Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La lidia | Feria del Aniversario

Abellán: "El público venía ya cabreado de casa"

Más que deslucido broche de ferias el de ayer. A estas alturas de primavera, parecía que estábamos en la temprana feria de Valdemorillo, antes de que pusieran calefacción, que en fechas ya linderas al verano. El ganado deslucidísimo también por su poca fuerza, aunque alguno repetía en la muleta, y los toreros más o menos al mismo nivel que climatología y astados.

José Ignacio Uceda Leal expresaba la decepción y el tedio de la tarde en sus palabras: "Imposible. Entre el viento, los toros... son tardes que se ponen ya tan complicadas que es imposible. Mi primer toro parecía que al principio se abría, pero luego empezó a caerse y no se llegó a reponer. Y luego que en tardes así, con tanto viento es muy difícil torear".

MÁS INFORMACIÓN

Miguel Abellán es conocido por su chispa y su ingenio para comentar situaciones; sus declaraciones de ayer con respecto a la corrida dan buena prueba de ello: "La verdad es que deberíamos venir todos un poco a divertirnos más; venimos ya un poco cabreados de casa, pero bueno". Se le comenta su decisión de pedir el cambio de tercio por su cuenta en su primero: "Ésas son decisiones en las que unas veces aciertas y otras no, pero, en cualquier caso, no creo que haya sido una cuestión determinante para el comportamiento posterior del toro".

Retazos de arte

Matías Tejela, por su parte, salía también quemado por las decisiones que tomó el palco. En su caso, el malestar procedía por no otorgarle la oreja de su último toro, en cuya faena se pudieron ver algunos de los pocos retazos de toreo de la tarde, aunque lo cierto es que no hubo petición mayoritaria por parte del público.

"Estas injusticias forman parte del toreo", comentó el matador. "También cuando dan las orejas sin tanto mérito, pero yo creo que hoy sí era una que estaba muy justificada en Madrid. Creo que he estado muy de verdad en mi segundo y me he arrimado mucho. Era un toro que exigía mucho y creo que he estado muy de verdad".

El torero de Alcalá de Henares comentaba así su paso por Madrid este año: "La corrida de las Ramblas no tuvo emoción; el primer toro de hoy tampoco y lo que ha sido este último, que sí ha embestido, lo habéis visto todos. En aquella corrida no tuve más remedio que ir con la cornada recién operada y yo sé que la gente sabe el esfuerzo que hice, que son los esfuerzos que hago yo en mi plaza".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de junio de 2008