El PP anima ahora a iniciar una reforma del Senado

Los populares evitan votar a favor de que se utilicen las lenguas cooficiales

El Partido Popular rechazó ayer una propuesta de mínimos para pedir lo máximo en lo que respecta al Senado. Se debatía si los grupos querían que se pudieran utilizar todas las lenguas oficiales de España en la Cámara alta. Lo planteaba la Entesa Catalana de Progrès (PSC, ERC e ICV), y se aprobó con el voto favorable de todos los grupos menos el PP, que votó en contra. "Estamos de acuerdo", explicó el senador del PP valenciano Pedro Agramunt. "No pretendemos votar en contra. Pero pensamos que es un tema de mucho más calado. Debe hacerse dentro de una reforma constitucional", del Senado.

Lo curioso es que Entesa había planteado su moción como un acuerdo de mínimos. El pasado diciembre planteó otra moción en los mismos términos (que registró una votación exacta a la de ayer) en la que, además, pedía un compromiso para iniciar la reforma del Senado. La sensación que dejó aquella propuesta fue la de un mero brindis al sol. Precisamente, ayer la dejó reducida sólo al tema de las lenguas para facilitar el acuerdo.

Los conservadores dijeron que estaban de acuerdo y luego votaron en contra
El PSOE pidió moderación para buscar el consenso con el PP

Y precisamente ayer, al PP le pareció poco ambiciosa la moción, y proclamó que una cuestión así debe plantearse como un aspecto más dentro del melancólico, eterno y cansino debate sobre la reforma constitucional de la Cámara alta. Un debate que los demás grupos, en este comienzo de legislatura, han renunciado a plantear, para evitar frustraciones.

"Esto de la reforma del Senado parece la canción del verano", respondió Carles Bonet, el senador de ERC y portavoz de Entesa. Bonet, con un discurso conciliador, casi suplicó desde la tribuna que el PP no votara en contra, a pesar de rechazar su enmienda.

El portavoz del PSOE, José Ignacio Pérez Sáenz, pidió, por su lado, que se evite por parte del nacionalismo hacer de este tema algo político. "Alguna intervención", dijo en referencia a un nacionalista mallorquín del Grupo Mixto, "es tan provocativa que los ciudadanos no saben de qué estamos hablando". "Entiéndanlo", espetó, "es bueno llevar al PP a un acuerdo en este ámbito".

El Reglamento del Senado ya fue modificado por acuerdo de todos los grupos en 2005 para que pudieran utilizarse todas las lenguas oficiales en la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado. El PP argumentó ayer que en aquella ocasión hubo dudas jurídicas sobre la constitucionalidad de ampliarlo a toda la Cámara alta. Pero tres años después, se asume con normalidad que la mayoría de senadores escuchen con auriculares la traducción simultánea de las intervenciones en euskera, catalán y gallego en esa comisión. Es el único foro parlamentario de España, por el momento, donde eso es posible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de mayo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50