Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una tendencia al alza en Europa

El Foro Europeo por la Energía Nuclear (FEEN), que ayer celebró su segunda reunión en Praga, pidió a la Comisión Europea que declare "como expresión de responsabilidad en la lucha contra el cambio climático un apoyo sin ambigüedades a la energía nuclear para cumplir el objetivo de reducir en un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero en 2020".

El foro, que reunió a más de 200 científicos, analistas y políticos al más alto nivel, como el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, y los primeros ministros de la República Checa, Mirek Topolanek, de Eslovaquia, Robert Fico, y de Lituania, Gediminas Kirkilas, coincide en un momento de auténtico revival de la energía nuclear en Europa. Un movimiento que tomó un nuevo impulso en marzo con el acuerdo entre Reino Unido y Francia para construir una nueva generación de reactores nucleares y exportar esta tecnología a todo el mundo.

Seis países con proyectos

En esta corriente hay que incluir a Finlandia, que está ultimando la construcción de un reactor de tercera generación y los planes de construcción de la República Checa, Eslovaquia, Lituania y Bulgaria, países a los que ahora se añadiría Italia. Mientras tanto, esta misma semana la ministra de Economía de Holanda, Maria van der Hoeven, declaró que veía muy difícil cumplir los objetivos de reducción de CO2 en 2050 sin apostar por la energía nuclear.

El Foro pidió a la Comisión Europea un mayor protagonismo en el campo nuclear con una serie de medidas concretas. Recomendó que se promoviera "una autorización europea única para el uso de la nueva generación de reactores y una legislación sobre seguridad y residuos nucleares". También solicitó el apoyo de la UE para impulsar la investigación y desarrollo de centrales de cuarta generación.

Con todas las cautelas habituales en esta materia, Barroso dio un respaldo indirecto al desarrollo de la energía nuclear en la UE. El jefe del Ejecutivo comunitario se refirió a un reciente encuentro con el director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Mohamed el Baradei, quien le expresó su convicción de que "mundialmente la tendencia es más energía nuclear y no menos". Barroso dijo que "éste es un hecho que merece una seria consideración". Recordó que la mayoría de los Estados miembros (15 de 27) han optado por la energía nuclear, donde funcionan 150 reactores. Barroso abogó, además, por nuevos acuerdos entre el OIEA y Euratom (agencia europea de la energía atómica).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de mayo de 2008