Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis del ladrillo lastra las cuentas de las grandes constructoras

Los resultados trimestrales de las grandes constructoras muestran las señales de agotamiento que vive el ladrillo. A pesar de las grandes diferencias entre cada una, constructoras como Sacyr Vallehermoso, Acciona y OHL muestran los reveses del sector inmobiliario. FCC es la única que todavía no ha hecho públicos sus resultados, pero el consenso de los analistas prevé una caída del beneficio del 28%.

ACS y Acciona son la que mejor nota obtienen, con un aumento del beneficio del 20% y del 9,5% respectivamente. En el caso de Acciona, este incremento responde, según explica el grupo, "a la consolidación proporcional de Endesa y a la favorable evolución de las divisiones de energía y servicios". A pesar de las buenas cifras, el área inmobiliaria sufrió una rebaja en la facturación del 38%.

Firmas en concurso

La que peor situación trimestral muestra es Ferrovial, que registró un beneficio neto de 78,5 millones, un 82,5% menos que en el mismo periodo de 2006. El grupo de construcción, servicios y concesiones atribuyó esta disminución a los menores resultados extraordinarios (pese a contabilizar los 179,4 millones de la venta de los activos comerciales de BAA), a la venta de activos, al aumento de gastos de su filial de gestión de aeropuertos BAA, y a la menor facturación en el mercado constructor nacional.

Por otra parte, dos constructoras en concurso de acreedores (la antigua suspensión de pagos) fueron ayer noticia. Seop propuso a sus acreedores pagarles 267 millones de euros de deuda en tres años con una quita del 33%. Y un juzgado mercantil de Bilbao ha declarado en concurso voluntario al grupo Urazca y ha nombrado tres administradores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de mayo de 2008