Dos ministros islamistas entran por vez primera en el Gobierno de Mauritania

Mauritania dispone desde el domingo por la noche de un nuevo Gobierno en el que, por primera vez, Tawassoul, un partido islamista moderado, cuenta con dos de las 26 carteras ministeriales.

Ilegal hasta el año pasado, Tawassoul desempeñará las carteras de Enseñanza Superior y de Empleo y Formación. La dirección del partido afirma haber aceptado la oferta con el propósito de restablecer el papel del islam en Mauritania, defender la lengua árabe y garantizar la seguridad alimentaria.

El presidente mauritano, Ould Cheikh Abdallahi, que fue elegido democráticamente en marzo de 2007 al término de una transición casi modélica, encargó a un nuevo primer ministro, Yahya Ould Ahmed Waghf, la formación del nuevo Gobierno.

El objetivo era ampliar la base social del Ejecutivo para hacer frente a los embates de la rama de Al Qaeda en el Magreb -desde diciembre se han multiplicado los incidentes con terroristas- y a la mala racha económica. La amenaza terrorista obligó cancelar el rally Dakar, una importante fuente de ingreso de divisas, y ha provocado una caída del turismo.

Con el propósito de aunar fuerzas, Waghf incorporó también a cinco políticos vinculados a Maaouya Ould Sid Ahmed Taya, el dictador derrocado en 2005. Su ex primer ministro Cheikh El Avia Ould Mohamed Khouna ocupa ahora incluso la cartera de Exteriores.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 12 de mayo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50