Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cádiz concede una licencia que incumple el plan urbanístico

El Ayuntamiento de Cádiz (PP) ha concedido a una empresa privada la construcción y explotación de un restaurante en la plaza Santa María del Mar, en un mirador junto a la playa del mismo nombre, a pesar de que esta zona está catalogada como espacio libre en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Según este documento, en estos lugares sólo se pueden levantar recintos cerrados, pero no cubiertos, para "proteger el paseo de inclemencias atmosféricas, actividades musicales al aire libre (...) o construcciones provisionales destinadas a la venta de bebidas, periódicos, helados o similares", que sean desmontables y de no más de 20 metros cuadrados.

A pesar de estos límites, el Consistorio gaditano sacó a concurso este establecimiento y resultó ganadora la empresa Grupo Grosso. La compañía presentó un proyecto de dos plantas, para un bar de tapas, de copas y un espacio reservado para comidas, con un presupuesto de medio millón de euros. La mitad de esa inversión será sufragada por el Ayuntamiento. La concesión es por 15 años ampliable a 20. La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, sostuvo ayer que la concesión se ajusta al PGOU, y una portavoz de la empresa argumentó que el diseño se ajustará a la normativa municipal. Ayuntamiento y compañía anunciaron el proyecto tras asegurar que contaban con la aprobación de la Demarcación de Costas. Este organismo, del Ministerio de Medio Ambiente, aclaró ayer que nunca se posicionó sobre este restaurante al ser un espacio de titularidad municipal. Un colectivo de vecinos ha convocado una manifestación el martes en contra del proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de mayo de 2008