Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ex ediles del GIL de Marbella pactan con el fiscal penas de prisión

Los concejales que convirtieron Marbella en un parque temático de la corrupción urbanística, especialmente entre 1995 y 2003, entrarán en prisión, aunque con penas leves. Los ex ediles del Grupo Independiente Liberal (GIL) han alcanzado un "pacto general" con la Fiscalía de Málaga por el que aceptarán la petición de cárcel en 70 causas pendientes por concesión de licencias ilegales, según informaron fuentes fiscales.

A cambio, el ministerio público se compromete a considerar como conexos todos estos juicios por prevaricación urbanística, con lo que los condenados sólo purgarán el triple de la condena más alta que se les imponga. Además, el fiscal pedirá penas máximas de 12 meses de prisión, a pesar de que el Código Penal contempla un máximo de dos años de cárcel para este tipo de delitos. Este pacto, que se lleva negociando desde enero, supone por tanto que ninguno de los aproximadamente 15 ex ediles afectados, entre ellos Julián Muñoz y Marisol Yagüe, pasará más de tres años en la cárcel por estos delitos. Las penas no podrán ser sustituidas por multa ni suspendidas condicionalmente, por lo que todos los condenados deberán entrar en prisión.

El acuerdo entre el fiscal y las defensas de los ex concejales contempla tres tipos de penas -seis, nueve y doce meses de prisión- en función del número de causas por prevaricación pendientes, y no abarca otros delitos, como malversación o cohecho, supuestamente cometidos por los ex ediles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de abril de 2008