Empeora la coyuntura

Solbes rebaja al 2,3% el crecimiento ante el brusco ajuste inmobiliario

La recuperación "empezará a ser apreciable" en la segunda mitad de 2009

Aunque no tocaba hacerlo, el Gobierno ha decidido rebajar sus previsiones de crecimiento económico, como venían recomendando los organismos internacionales. Pero tampoco hay que pasarse. La revisión es a la baja en 2008, un 2,3% frente al 3,1% inicial, y también en 2009, un 2,3% frente al 3%. Pero es la más optimista de las previsiones que hay en el mercado, sobre todo para 2009, año en que la mayoría de los analistas sitúa el gran bache para la economía española.

El vicepresidente quiere mantener el superávit este año y el próximo

El vicepresidente y ministro de Economía, Pedro Solbes, no está de acuerdo con ese calendario. Cree, según dijo ayer tras el Consejo de Ministros, que "la recuperación en el segundo semestre de 2009 empezará a ser apreciable". Los últimos datos de que dispone indican que el ajuste del sector inmobiliario está siendo más rápido de lo que pensaba. Y eso hará que la recuperación también llegue antes.

Esta cadencia inspira el nuevo cuadro macroeconómico presentado ayer. La tasa de paro, por ejemplo, crece en 2008 (1,5 puntos más que en 2007, hasta el 9,8%), pero prácticamente se mantiene en 2009 (10%). La economía española sigue creando empleo, aunque la mitad que en 2007 (230.000 en 2008), y logra mantener el ritmo en 2009.

La situación ahora es radicalmente la contraria. En los dos últimos trimestres se ha destruido empleo y la tasa de paro se encuentra ya en el 9,63%. Mucho tiene que mejorar el mercado de trabajo en lo que queda de año para que esta previsión se cumpla. Y mucho tiene que mejorar también la situación económica para que la media de crecimiento en 2008 se quede en el 2,3% previsto. De momento, el primer trimestre se quedará seguramente bastante por debajo del 3%.

Solbes no cree, sin embargo, que el superávit en las cuentas públicas se vaya a esfumar este año. Al contrario, estima que el Estado central tendrá un ligero superávit (algo por debajo del 0,4% del PIB previsto) y que el conjunto de las Administraciones Públicas cerrará con excendente, aunque también inferior al previsto (1,2%).

Otra cosa es lo que ocurra en 2009. Para entonces, la normativa obliga a que el conjunto sea, como mínimo, equilibrado cuando la economía crece entre el 2% y el 3%. Como la previsión es el 2,3% para 2009, el mensaje para todos, incluidas las comunidades autónomas, es que el Presupuesto del año que viene tiene que ser austero en el gasto, porque los ingresos no van a funcionar tan bien como en años anteriores. Además de los efectos de la desaceleración económica y la deducción de 400 euros en el IRPF, está la desaparición del impuesto del patrimonio, que ingresan las comunidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 25 de abril de 2008.

Lo más visto en...

Top 50