Iberia promete ahora vuelos transoceánicos desde El Prat

La aerolínea puja por Spanair y quiere ser socia de referencia de Vueling-Clickair

Iberia ya ve masa crítica en Barcelona para operar vuelos intercontinentales. Después de dos años de fuertes críticas por su repliegue parcial en El Prat, después de repetir hasta la saciedad que, por el momento, el aeropuerto barcelonés no generaba la clientela suficiente para los ansiados vuelos de largo radio, el escenario ha cambiado completamente. La compañía negocia la compra de Spanair al mismo tiempo que respalda la fusión de su participada, Clickair, con Vueling. Y si la carambola le sale bien, se merendará más del 50% del tráfico de El Prat.

Por eso el presidente de la antigua aerolínea de bandera, Fernando Conte, desembarcó ayer en Barcelona y aseguró que El Prat se convertirá en uno de los grandes ejes del nuevo plan director de la compañía para 2009-2011 y que, junto con sus socias de la alianza OneWorld, pondrá en marcha entre 6 y 10 rutas transoceánicas al continente americano. El éxito y rapidez de estos proyectos quedarán condicionados, según la aerolínea, a que la operación de Spanair fructifique. Según Conte, eso "permitirá dar densidad de tráfico a los vuelos".

Los planes en Barcelona están condicionados por la compra de Spanair

"Es posible que se nos reproche haber tardado tanto, pero también es verdad que nadie ha invertido tanto como Iberia", afirmó ayer el presidente de la compañía antes del acto de colocación de la primera piedra del nuevo hangar mantenimiento de la aerolínea en El Prat. También defendió que, si los empresarios le han criticado, "es porque han identificado que la aerolínea que podía hacer las cosas es Iberia".

Conte también señaló que si Iberia compra Spanair "lo primero será sanearla, porque lleva años en pérdidas", pero la mantendrá independiente.

El presidente de Iberia rechazó cualquier acusación de "monopolio" si se lleva el gato al agua y también fructifica la fusión de Clickair y Vueling. Iberia no busca el control de la compañía resultante, aunque sí pretende mantenerse como accionista de referencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Conte advirtió de que la situación de gran parte de la industria en el mercado interior "es más que dramática" con pérdidas globales de entre 200 y 250 millones de euros, "algo del todo insostenible".

De tres hangares a uno

Hace un año tres compañías aéreas tenían planes de construir un hangar de mantenimiento en Barcelona, pero sólo Iberia se ha puesto manos a la obra. Spanair prometió uno, pero ahora la aerolínea de SAS está en venta y el proyecto en el aire, y si finalmente la compra Iberia, en el olvido. La otra compañía que proyectaba un hangar es Vueling, que negocia su fusión con Clickair, la participada de Iberia, con lo que es improbable uno alternativo.

El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona participa en el 25% del proyecto de Iberia. El delegado especial del consorcio, Manuel Royes, señaló ayer que se dirigió a las tres aerolíneas interesadas en un hangar y sólo Iberia respondió.

El de Iberia tendrá capacidad para grandes aviones, como el A-340 y el A-380. Supondrá una inversión de 24 millones de euros y creará 200 empleos directos y entre 200 y 300 indirectos.

Sobre la firma

Amanda Mars

Periodista. Corresponsal jefa de EL PAÍS en EE UU hasta abril de 2022. Comenzó su carrera en 2001 en Europa Press, pasó por La Gaceta de los Negocios y en 2006 se incorporó a EL PAÍS, donde fue subjefa de Economía y corresponsal en Nueva York. Ha cubierto dos elecciones presidenciales, unas legislativas, dos impeachment y un asalto al Capitolio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS