Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONSTRUCCIÓN | Medidas contra el frenazo económico

Impulso a la rehabilitación

Las empresas que se dedican a la rehabilitación de viviendas tienen barreras normativas que les impiden obtener algunas ventajas fiscales para su actividad. Lo mismo ocurre en el caso de los particulares. Dentro de las medidas aprobadas ayer por el Gobierno, mejora la fiscalidad en ambos casos. El objetivo es dar un estímulo al sector de la construcción y ayudar a mejorar el entorno urbano.

Hasta ahora, las obras realizadas en un piso eran consideradas rehabilitación cuando el coste superaba el 25% del precio de adquisición del inmueble, incluido el precio del suelo. A partir de ahora, ese 25% no tendrá en cuenta el precio del suelo. Las empresas podrán, con menos inversión, recuperar el IVA soportado en la obra.

Para las familias, lo mismo. No se tendrá en cuenta el precio del suelo a efectos de calcular el coste de las obras de mejora de la casa. Si supera el 25% del precio de adquisición de la vivienda, el contribuyente podrá deducir del IRPF el 15% de las cantidades invertidas, con un límite de 9.015 euros. Éste es el mismo porcentaje de deducción para compra de vivienda habitual en el actual IRPF.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de abril de 2008