Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Petronor se compromete a presentar todas las licencias de su refinería

El alcalde de Muskiz considera que la polémica se está reconduciendo

Petronor presentará todas las licencias de funcionamiento de la refinería que tiene en Muskiz, según el compromiso que su dirección ha adquirido con el alcalde de esa localidad, Gonzalo Riancho, de EA, tras la polémica por la legalidad de la planta. Los responsables de la empresa le mostraron la pasada semana una carpeta en la que figuran las distintas autorizaciones "y se mostraron dispuestos

a presentarlas y aclarar todo, porque dijeron que lo tienen todo en regla", declaró ayer Riancho a EL PAÍS.

Un informe de una consultora medioambiental solicitado por el Ayuntamiento concluyó que la refinería de Petronor, una de las diez empresas que paga más impuestos en Vizcaya y que tuvo 251 millones de beneficios de 2006, funciona sin licencia de actividad desde hace más de 30 años. Tampoco tiene permisos para las ampliaciones acometidas desde 1989 y carece de autorización de vertidos.

Estos permisos no figuraban en la solicitud de Petronor para conseguir la autorización ambiental, el nuevo requisito de la UE para las empresas más contaminantes, que debe ser validado por el Gobierno vasco este mismo mes.

"Nos dijeron que es un tema formal", aseguró Riancho, quien cree que la polémica -el Ayuntamiento llegó a plantearse el progresivo cierre de la planta si no cumplía la ley- se está ya reconduciendo.

La empresa prosigue con las invitaciones a los partidos para que visiten la refinería, iniciativa emprendida tras desatarse esta polémica. Ayer acudió una representación del PSE encabezada por su secretario general, Patxi López. Ya han pasado allí dirigentes del PNV y EA y la consejera de Medio Ambiente, Esther Larrañaga. El responsable de la refinería, Pedro Fernández Frial, habló ayer públicamente por primera vez sobre este asunto y mostró su "máximo respeto a los ayuntamientos y los vecinos". Opinó que la situación "volverá a la normalidad. Siempre hemos cumplido toda la normativa que se nos ha exigido". Fernández aseguró que el proyecto de crear una planta de coque en la refinería -una inversión de 750 millones que promueve desde hace tres años- no significa ninguna expansión de las instalaciones. "Es para completarla y convertirla en una de las más modernas a nivel europeo", destacó.

López dijo tras la visita que Petronor debe compatibilizar el desarrollo industrial con la protección medioambiental. "Me consta que las reformas realizadas al proyecto inicial van en ese camino", resumió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de abril de 2008